Carlos Herrera y Mariló Montero

Los dos comunicadores están en pie de guerra por el patrimonio que aún comparten

Desde que el periodista y locutor de radio Carlos Herrera y la periodista y presentadora Mariló Montero, se separaron hace casi nueve años, siempre habían dado una imagen de muy buen rollo y armonía ante todos.

Ambos eran un perfecto ejemplo de como los miembros de una pareja -en este caso personajes mediáticos- se pueden llevar muy bien, después de haber estado casados durante varios años.

Tras 20 años casados y haberse divorciado en mayo del 2011, ambos han tenido una magnífica relación por el bien sobre todo de sus dos hijos, Alberto Herrera y Rocío Crusset. Sin embargo esa buena sintonía que hasta ahora tenían, estaría acabada.

El motivo, el deseo del periodista almeriense de 62 años de liquidar las propiedades y cuentas que todavía le unen a la periodista navarra de 54 años. Entre esa propiedades destaca un espléndido chalé a pie de playa, ubicado en la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda.

Herrera quiere vender una de las propiedades que aún comparte con su ex mujer

Tal y como apuntan desde Jaleos -vía fuentes cercanas a los periodistas-, el periodista que dirige el matinal ‘Herrera en COPE’ de la cadena COPE estaría barajando la posibilidad de comprar una casa, y por ello querría vender la que comparte con su ex mujer en Cádiz.

El problema es que Mariló Montero suele residir a veces allí, llegando a veranear con sus amigas entre las que se encuentra la presentadora catalana Toñi Moreno. Incluso a Mariló le sirvió como inspiración para llevar a cabo su novela La maestra.

Por ese motivo la presentadora navarra no quiere saber nada de venderla, ya que para ella–según las fuentes citadas – es “su lugar en el mundo”.

Además de ese chalet, el nombre de Mariló figura como apoderada de una de las tres empresas que posee Carlos Herrera, Grupo Herrera Crusset Sociedad Limitada.

Carlos Herrera y Mariló Montero en pie de guerra, tras separarse hace casi nueve años
Carlos Herrera y Mariló Montero en pie de guerra, tras separarse hace casi nueve años.