Carlos Latre revela como se arruinó tras finalizar el programa ‘Crónicas Marcianas’

Carlos Latre revela como se arruinó tras finalizar el programa 'Crónicas Marcianas'

El cómico confiesa en una entrevista los buenos y malos momentos de su trayectoria profesional

El humorista, actor y presentador Carlos Latre, es conocido sobre todo por su faceta de imitador de multitud de personajes. El cómico reveló recientemente en una entrevista los motivos por los que llegó a arruinarse, tras finalizar el programa ‘Crónicas Marcianas‘.

En una entrevista concedida a la revista Semana, el humorista ha hecho un repaso de su trayectoria profesional. Latre ha comentado que en su vida profesional ha tenido de todo, desde muy buenos momentos hasta verse incluso arruinado.

El cómico nacido en Castellón de la Plana afirma que su vida dio un giro de 360 grados, cuando se incorporó con solo 19 años a ‘Crónicas Marcianas’. El programa fue presentado entre los años 1997 y 2005 por el periodista Javier Sardá.

Latre indicó que con esa edad aprendió muchas cosas de la profesión. Como funcionaban los programas en directo o la disciplina que había que tener en ellos. Antes de eso Latre realizaba imitaciones por hobby, que le terminaron sirviendo para trabajar en la radio.

Carlos Latre revela como se arruinó tras finalizar el programa 'Crónicas Marcianas'

Tras salir de ‘Crónicas Marcianas’ el cómico tuvo un éxito discreto con su programa ‘Latrelevisión‘, emitido en Telecinco entre 2003 y 2005. Sin embargo el gran batacazo de su carrera lo tuvo con la serie ‘El Mundo de Chema‘, creada y dirigida por el propio Latre.

En ella el humorista imitaba hasta un total de 50 personajes. Latre decidió invertir casi todo lo que tenía en ella, pero el fracaso de la misma le llevó a la ruina económica.

Latre, que en aquel momento tenía 26 años, indicó que aquel momento “fue terrible” para él. Sin embargo afirma que de aquella desastrosa experiencia tuvo algo claro:

“Como he tenido dinero y lo he dejado de tener, al final siempre digo. Pase lo que pase, nunca pasa nada”.

El humorista logró levantarse y salir de esa situación. Se embarcó en nuevos proyectos -como el teatro- que le permitieron regresar a la popularidad.