Carlota Corredera (‘Sálvame’): Las tragedias que han marcado su vida

Carlota Corredera, la ahora famosa presentadora de ‘Sálvame’, se dio a conocer cuando desempeñaba el cargo de directora en el mismo programa

Carlota Corredera es uno de los rostros más famosos de la televisión. La periodista gallega se ha convertido en uno de los pilares de Telecinco, junto a Jorge Javier Vázquez. Ambos, junto a Paz Padilla, se encargan de cubrir la parrilla de programación de toda la tarde de Telecinco, donde presentan el programa vespertino, ‘Sálvame Diario’.

La carrera de Carlota Corredera en Telecinco se fraguó tras las cámaras. De hecho, durante años ejerció las labores de dirección de este programa, teniendo a su cargo a todos los tertulianos que ahora son sus compañeros de plató. Pero Carlota quería más, quería ser el rostro visible de ese programa que dirigía a diario y tras pensarlo bien, dio el salto a presentar otro programa en la misma cadena.

El polémico programa que se emitía a mediodía, ‘Cámbiame‘, encontró a su nueva presentadora tras la marcha de Marta Torné. Carlota se convertía en presentadora de este espacio en el que cambiaban el aspecto de quiene se sentían insatisfechos con su imagen. Tras esta prueba de fuego, Carlota comenzó a presentar Sálvame, cuando Jorge Javier o Paz Padilla no podía acudir a sus puestos de trabajo. Paso a paso, se erigió como uno de los rostros más queridos para la audiencia, y ahora es una parte esencial en este programa que siguen millones de personas al día.

El trágico pasado que ha marcado la vida de Carlota Corredera

La vida no se lo ha puesto nada fácil a Carlota, quien ahora disfruta de un merecido éxito en el plano laboral y personal, Su personalidad fría y un tanto distante, se debe a varios acontecimientos que marcaron un antes y un después en su vida.

Así lo confesó en el programa ‘Volverte a ver’, programa presentando por Carlos Sobera, donde la presentadora se abrió en canal. La viguesa perdía a su padre con solo 20 años, y revelaba que siempre ha sido su gran referente en la vida, del que ha aprendido todo lo que sabe: “Lo echo muchísimo de menos, creo que habría sido un abuelo excepcional (…) Cuando él faltó estuvimos muy a la deriva”. 

Pero no sólo perdía a su padre siendo muy joven. Cuando aún no se habían repuesto de esta trágica pérdida, el hermano de Carlota fallecía con sólo 18 años en un accidente de tráfico. Dos golpes en un corto periodo de tiempo que hizo que Carlota se blindara contra el mundo y se hiciera mucho mas fuerte: “Éramos 5 y pasamos a ser 3. (…) Mi madre, destrozada e incapaz de hacer nada, se puso en pie, levantó las persianas y dijo: ‘hay que seguir viivendo’”

Los otros problemas de Carlota Corredera

La vida le sonríe ahora a Carlota Corredera. Con éxito en el plano laboral y en el personal, está casada con un cámara de Telecinco, en concreto de ‘Sálvame‘, con quien ha tenido una hija. Hace poco adquirían una vivienda en Aravaca, Madrid, por la que se han hipotecado por valor de 250.000 euros, en una vivienda que aún sigue en obras, pero que se convertirá en el hogar de sus sueños.

La casa que Carlota Corredera se está construyendo en Aravaca, Madrid

En cuanto a su salud. La presentadora nacido en Vigo, padece tiroiditis de Hashimoto, diagnostica cuando sólo tenia 22 años. Se trata de una enfermedad autoinmune que provoca la disminución en los niveles de hormona tiroidea en la sangre, siendo muy fácil coger peso.

Tras ponerse a dieta y controlar esta enfermedad que afecta a millones de personas en todo el mundo, consiguió perder nada menos que 60 kilos, logro que plasmó es uno de sus libros. En 2010 se sometía a una lipoescultura para retirar la grasa excedente y poder inyectarla en otras partes de su cuerpo que quedaron flácidas, como el pecho. Pero últimamente está sufriendo un efecto rebote y ella misma lo confesaba en varios directos de Sálvame. A pesar de este pequeño contratiempo que seguro que logrará solucionar, a Carlota ahora la vida le sonría y seguro que ella también le sonreirá, recordando a todos los que se fueron y no disfrutaron de sus logros.