Carmen Borrego lanza un dardo envenenado a Terelu Campos con su posado en bañador: «Tengo las piernas mejor que ella»

Carmen Borrego ha posado para Lecturas mostrando su evidente cambio físico rivalizando con su propia hermana, Terelu Campos

El cambio físico de Carmen Borrego es más que un hecho. Tanto es así, que se ha atrevido a ser portada de Lecturas rivalizando con Terelu Campos, hermana mayor de la primera e hijas de la mítica María Teresa Campos. Las hermanas continuan con su ‘tirón’ en los medios, explotando aún más si caba su rivalidad que se ha acrecentado con los problemas que Carmen Borrego tuvo en Sálvame.

La hija menor de María Teresa Campos, parece haber pasado pagina después de haberlo pasado muy mal en su aventura como colaboradora de ‘Sálvame Diario’. Y es que Carmen accedía a entrar en Sálvame Okupa, programa en el que vivió su peor pesadilla cuando Payasín, le dio el famoso tartazo que acabó con ella en urgencias.

Ahora como colaboradora en ‘Viva la Vida‘, ha encontrado la estabilidad  profesional y emocional que necesitaba y se ha atrevido a mostrar a todos su cambio físico que ya había comenzado hace algún tiempo, cuando pasó por quirófano para eliminar su tan ‘odiada’ papada.

Carmen Borrego lanza un dardo envenenado a Terelu Campos con su posado en bañador: "Tengo las piernas mejor que ella"

Carmen Borrego, espectacular tras haber adelgazado algo más de 10 kilos

Y es que según ha confesado a la revista Lecturas, Carmen se ha deshecho de 10 kilos, aunque confesaba que ha ganado 2 que tiene que quitarse de encima. Ha reconocido que accedió a dicha portada porque  ella se siente cómoda con su cuerpo, cosa que antes no pasaba: «Estoy mucho mejor que antes. Si no me viera bien, no haría este reportaje»

Algo que también ha revelado es que antes sufría mucha envidia cuando se comparaba con su hermana Terelu, pero las cosas parecer haber cambiado: «Antes le tenía envidia a Terelu por el físico, tenía un cuerpazo, estaba muy delgada, pero ahora no le tengo ninguna. Tengo las piernas mejor que ella«