Alejandra Rubio se viene abajo en su enfrentamiento con su tía Carmen Borrego

Unas palabras pronunciadas por Kiko Matamoros desataron este domingo un duro enfrentamiento entre Carmen Borrego y Alejandra Rubio en el plató de ‘Viva la vida’.  El colaborador de ‘Sálvame’ comentaba que su fuente era la propia Alejandra, algo que ella desmintió, pues asegura que en ningún momento le ha dicho a Kiko Matamoros que su tía Carmen Borrego le tiene envidia.

A raíz de esta confesión de Kiko, tía y sobrina se pican en directo, pues Alejandra le reprocha a su tía que se vea bien los vídeos, unas palabras que no sientan nada bien a Carmen, quien no duda en advertirla con rostro serio: “Estoy muy tranquilita, pero puedo dejar de estarlo en este momento”.

Posteriormente, quiso salir de dudas y preguntaba a su sobrina si realmente había hablado con Kiko Matamoros de ella en algún momento. algo que hizo que la influencer elevara el tono para responderle. “Háblame en otro tono”, ha replicado muy enfadada Carmen. “Ella sabrá lo que va diciendo o no. No voy a entrar en ese juego”, ha continuado diciendo.

Según Kiko Matamoros, la actitud adoptaba por Carmen con Alejandra no la deja en mejor lugar que a su sobrina, a pesar de su larguísima experiencia ante las cámaras: “Carmen le lleva ventaja, pero pierde las formas y se dirige a ella en un tono inapropiado, si yo llego a ser su sobrina no tolero que me hable así”. Y remata, anunciando lo que se avecina entre ambas: “Viendo la soberbia de Carmen Borrego la tirantez va a ir a más”.

Carmen Borrego se aprovecha del bajón y la inexperiencia de Alejandra Rubio
Alejandra Rubio y Carmen Borrego en el plató de ‘Viva la vida’ este domingo

Alejandra Rubio se ve superada por la situación

Alejandra Rubio se ve superada por la presión, algo que ha terminado por pasarle factura y hace que se derrumbe. Lejos de salir airosa de esta situación, se ve acorralada por las críticas de algunos compañeros, que no terminan de entenderla ni de creer en sus palabras. Entre ellos, Diego Arrabal, uno de los más críticos con la joven.

Tal ha sido la presión que ha vivido esta tarde Alejandra en el plató que a la vuelta de publicidad hemos podida verla visiblemente emocionada y secándose las lágrimas de los ojos. La joven explicaba que se había “embalado desde el principio y no he sabido parar y por eso me he puesto así”.

Por su parte, Carmen Borrego, cuando ya ha visto a su sobrina bastante afectada, trató de dar la cara por ella, insistió en que no tiene “envidia a mi sobrina y no tiene ni pies de cabeza. Ella tiene su lugar, yo el mío y mi hermana el suyo. Cada una tenemos nuestro lugar y ella se merece ganar su lugar diariamente como me lo gano yo. A mí lo único que me puede doler, y lo he hablado con ella personalmente, es que tenga algo contra mí o diga algo contra mí y no me lo diga”.

“Todo lo que yo le tenía que decir a Carmen ya se lo he dicho y no tengo nada más que decir”, zanjaba el asunto la joven, ya más calmada tras el sofocón.

Carmen Borrego se aprovecha del bajón y la inexperiencia de Alejandra Rubio