El rey emérito Don Juan Carlos acudía a visitar a su sobrina, Simoneta Gómez-Acebo al hospital en el que se encuentran ingresada desde hace uso días

La Familia Real parece no estar pasando por un buen momento. El pasado 8 de enero, el rey Don Juan Carlos tenía que decir adiós a su hermana, la Infanta Pilar, que fallecía a consecuencia de un cáncer colon agravado por una neumonía que arrastraba desde hacía una tiempo.

Pocos días después de esta trágica muerte, saltaba la noticia de que la hija de la Infanta Pilar, Simoneta Gómez-Acebo, había tenido que ser ingresada de urgencia en el Hospital Universitario La Zarzuela, tras unas complicaciones respiratorias.

Según su entorno más cercano, la sobrina del rey emérito ya sufría estos problemas de salud hacía meses, pero prefirió estar al lado de su madre, que en aquellos momentos se encontró muy delicada.

Tras incinerar los restos mortales de la Infanta pIlar, de 83 años, Don Juan Carlos, de 82, ha estado unos días muy afectado por su pérdida ya que se encontraba muy unido a su hermana sólo un años mayor que él.

El Hospital La Zarzuela se ha convertido en un desfile de miembros de la Casa Real, que se han acercado a visitar a la prima del Rey Felipe VI. La infanta Elena llegaba conduciendo su propio vehículo, mientras que la infanta Margarita, hermana de Don Juan Carlos, acudía en silla de ruedas para poder darle fuerzas a su sobrina.

El débil y preocupante estado de salud del rey emérito Don Juan Carlos

Pero quien más llamó la atención de a prensa fue el mismo rey emérito, quien llegaba acompañado con un gran séquito de personas que lo ayudaban en cada paso que daba.

El padre del rey Felipe Vi, se le veía con semblante débil, apoyado en su bastón, y ayudado por dos personas, uno para impedir que el rey emérito se tambalesse y otro para portar sus pertenencias.

Casa Real: El débil estado de salud de Don Juan Carlos en su visita a Simoneta Gómez-Acebo

 

Primera salida con amigos en un duro momento para la Familia Real

Pero parece que Don Juan Carlos no se resigna, y el medio ‘Vanitatis‘ se hacía eco de su primera ‘salida’ tras la incineración de su hermana y su visita a Simoneta Gómez-Acebo. Según dicho medio, Don Juan Carlos se trasladó a la Finca ‘La Flamenca‘, con un grupo de empresarios, para disfrutar de un día de caza (aunque éste ya no participa por su obvios problemas de movilidad) y de una comilona entre amigos.

Casa Real: El débil estado de salud de Don Juan Carlos en su visita a Simoneta Gómez-Acebo

Don Juan carlos enfermo