Casa Real: El día que Corinna Larsen escapó de doña Sofía en un montacargas

Corinna Larsen ha revelado más información sobre su relación con la reina doña Sofía y Don Juan Carlos

Pilar Eyre no deja de arrojar luz a los detalles de la infidelidad del rey emérito Don Juan Carlos a Doña Sofía. Corina Larsen, la ‘Princesa‘ alemana y supuesta amante más mediática de todas las que pasaron por la alcoba del emérito, ha revolucionado La Corona y a la sociedad española, que ha visco como su rey más ‘campechano‘, ha huido del país para no enfrentarse a la realidad que él mismo creó.

Pilar Eyre en su último blog para ‘Lecturas‘, no deja títere con cabeza y revela ciertos detalles hasta ahora desconocidos. Como por ejemplo cómo se refería Corinna cuando hablaba de la mujer de su amante, doña Sofía. Con el acento germánico que la caracteriza, Corinna la llamaba: “Esa Mujerrrr”, mientras aseguraba que la madre de Felip VI sabía desde el principio la relación entre ella y su marido.

Pilar asegura que fue en 2006 cuando Corinna coincidió con Doña Sofía en un avión privado, Ambas acompañaban a Don Juan Carlos a una visita oficial a Arabia Saudí. En ese mismo momento, según afirmó Corinna, Sofía descubrió de primera mano la relación íntima entre su marido y la alemana.

Casa Real: El día que Corinna Larsen escapó de doña Sofía en un montacargas

El día que doña Sofía casi ‘pilla’ a Corinna Larsen con su marido en la habitación del hospital donde se había operado

En mayo de 2010, Don Juan Carlos fue operado de un nódulo en el pulmón en el Hospital Clínic de Barcelona. Corinna no se separó de su amante durante su ingreso y doña Sofía lo sabía, por lo que decidió quedarse en Madrid.

Cuando lo medios comenzaron a poner en entredicho la ausencia de la reina junto a su marido, éste no tuvo más remedio que trasladarse a la ciudad condal para hacerle una visita y así poder dejarse ver junto a su marido. Los hilos se movieron rápidamente para que Doña Sofía no tardara en llegar a Barcelona.

Mientras Sofía ya se encontraba aterrizando en El Prati, en el hospital, la seguridad privada y personal del rey avisaba a Corinna que tenían que poner ‘pies en polvorosa’ y salir raudos del recinto hospitalario sin ser vistos: “Princesa, tenemos que irnos, que llega la reina” según revea Pilar en su blog.

Corinna entonces ya sabía que el nódulo del pulmón del emérito era benigno pero aún así tenía que salir corriendo del hospital, ya que ‘esa mujerrr‘ ya se encontraba subiendo en el ascensor rumbo a la habitación donde se encontraba ella y su amante, el rey emérito Don Juan Carlos: “hombres con pinganillo corrían por los pasillos conduciendo casi en volandas a una Corinna aturdida”

Corinna Larsen escapa de Doña Sofia en un montacargas

Corinna se dejó llevar por lis mientas del cuerpo de seguridad de Dron Juan Carlos, y era evacuada del hospital en un montacargas reservado sólo para las camillas de los pacientes:

“La bajan por un montacargas de camillas mientras la reina llega en el mismo instante a la sexta planta, saluda a los médicos con su sonrisa imperturbable y se dirige a la misma sala que ha abandonado la amante”

Una huida digna de une película de suspense, o una comedia mala de sobremesa, el caso es que Corinna y Doña Sofía siempre trataron de no coincidir en los mismo sitios por el ‘que dirán’

Casa Real: El día que Corinna Larsen escapó de doña Sofía en un montacargas