Meghan Markle ha vuelto a hacer gala de ser una persona con los pies en la tierra y algo harta de la vida ‘Real’ británica

Meghan Markle, esposa del Príncipe Harry y madre del pequeño Archie, ha protagonizado uno de los momentos más divertidos y aplaudidos durante uno de sus últimos eventos en su agenda oficial, antes de que se retire de la vida pública durante un tiempo.

Este martes, la duquesa de Sussex, Meghan Markle acudía sola a la ceremonia de apertura del Foro Global de Jóvenes líderes (One Young World), celebrado en Londres, en la famosa sala de conciertos ‘Royal Albert Hall’.

Cuando la joven duquesa bajaba las escaleras para reunirse con una de las organizadora del evento, Kate Robertson, a su encuentro, la mujer no sabía cómo saludarla. Dudaba si darle la mano, hacerle una reverencia, o un simple ‘hola’. El caso es que Meghan la cogió por lo hombres impidiendo que la mujer pudiera hacer una reverencia, para después darle un caluroso abrazo, dejando a un lado los protocolos reales.

Un descanso merecido para Meghan Markle, que se ha visto acosada por los medios Durante los último meses

Era el Príncipe Harry quien anunciaba que tanto él como su esposa, Meghan Markle, tras el nacimiento del pequeño Archie Harrison Mountbatten-Windsor, se tomarían unas semanas de descanso, sin agenda oficial, para tratar de relajar la tensión entre la prensa más amarillista con la figura de Meghan, de la que no han cesado de hablar desde que anunciaron su compromiso.