Irene Urdangarin, a sus 14 años, se ha convertido en el pilar de su madre, la infanta Cristina de Borbón

Cuando Iñaki Urdangarin y la Infanta Cristina de Borbón fueron imputados en la polémica trama de Nóos, su hija, Irene Urdagarin jugó un papel muy importante en las vidas de sus padres. Todos los allegados a la familia aseguran que la joven, que ahora cuenta con sólo 14 años, es muy madura para su edad, pero ya lo era mucho antes, cuando su madre vio como su mundo se venía abajo.

La hija de Dona Juan Carlos fue absuelta de todos los cargos que le imputaba la Fiscalía, pero lo peor aún estaba por llegar. Su marido, el ex jugador tan laureado de la Selección española de Balonmano, Iñaki Urdangarin, fue condenado a pasar 6 años y 3 meses de prisión por varios delitos: prevaricación, malversación, fraude, tráfico de influencia y 2 delitos fiscales.

Cristina sufría en sus carnes el desprecio de la Casa Real, siendo su madre, la reina emérita Sofía de Grecia y su hermana, la Infanta Elena, las únicas que mantenían contacto con ella. Antes de su 50 cumpleaños, su hermano y rey de España Felipe VI, le retiraba el título de duquesa de Mallorca, un duro varapalo para ella y su familia. La vacaciones que antes pasaban todos juntos en Palma prescindían, por primera vez, de la presencia de la familia de Cristina y de sus hijos.

Irene Urdangarin, el pilar donde se sustenta su madre, la infanta Cristina

Irene Urdangarin, el mayor apoyo de su madre, la Infanta Cristina

Su vida en Ginebra gira ahora en torno a su familia más próxima: sus hijos. Cristina sólo pisa España para poder estar con su marido, quien cumple condena la prisión de Brieva, en los permisos penitenciaros concedidos. Pero la pandemia por Covid -19 ha cancelado todos los. permisos penitenciaros, así como las visitas, por lo que Cristina se encuentra en Ginebra con sus hijos, tratando de hacer frente a la pandemia de SARS CoV-2 que está afectando a buena parte del mundo.

Durante todas las situaciones críticas que ha tenido que hacer frente la hermana de Felipe VI, ha habido una persona que no se ha separado de ella ni un solo momento y que nunca le ha fallado: su hija pequeña Irene Urdangarin. La joven de 14 años ha antepuesto siempre a su madre a la vida de una típica preadolescente o adolescente. A pesar de que Cristina e Iñaki tienen 3 hijos más, Juan Valentín, Pablo Nicolás y Miguel, la única fémina siempre ha concedido a su madre un apoyo incondicional, que ahora más que nunca, le hace tanta falta.

En las últimos permisos penitenciarios de Iñaki, la hemos podido ver junto a sus padres, mostrando una imagen que dista mucho de una chica de 14 años. Lo cierto es que, quizás, las situaciones tan complicadas a las que ha tenido que hacer frente, la han hecho madurar antes de tiempo. Pero si la comparamos con su prima que tiene su misma edad, la heredera al trono la Princesa Leonor, sus estilos no pueden ser más dispares. Leonor da una imagen de niña inocente que no ha llegado a la adolescencia, e Irene es todo lo contrario, una chica madura y adulta a la que no le han allanado el terrero por donde pisa.

Irene Urdangarin, el pilar donde se sustenta su madre, la infanta Cristina