Casa Real: la Infanta Cristina disgustada, se enfrenta a una nueva etapa en su vida laboral

Infanta Cristina

La Infanta Cristina tendrá nuevo jefe después de que Jaume Giró, su ‘pañuelo de lágrimas’, dejara su puesto de director de la Fundación la Caixa

Doña Cristina comenzó a trabajar en La Caixa el 8 de octubre de 1993. Estuvo cinco años en el departamento de programas culturales y en 1998 la nombraron coordinadora de programas de cooperación internacional para el Tercer Mundo. Todo bajo la dirección de Luis Monreal, su ‘ángel de la guarda’, quien abandonó la Fundación La Caixa en 2001 y se mudó a Ginebra para trabajar como director general del Aga Khan Trust for Culture.

Desde que la Infanta Cristina comenzara en La Caixa, hace ya tres décadas, ha tenido muchos jefes, y ahora, vuelve a cambiar. El hasta ahora director general de la Fundación, Jaume Giró pondrá fin en un par de semanas a su etapa directiva en el grupo La Caixa tras once años.

Jaume Giró, es un alto cargo que siempre ha estado al lado de Doña Cristina en los momentos más duros de su vida y ha vivido desde el año 2011 todas las crisis personales y profesionales de la hermanda de Felipe VI.

Jaume Giró, el ‘pañuelo de lágrimas’ de la Infanta Cristina

La relación entre Jaume Giró y Cristina de Borbón siempre ha sido muy cordial, algo que suele suceder en el entorno laboral de la Infanta. La Infanta Cristina suele viajar con frecuencia a Barcelona, en donde se encuentra con Jaume Giró y su equipo. Su presencia en la sede de la entidad bancaria es siempre bienvenida por sus compañeros.

Jaume Giró siempre ha mostrado su apoyo a la Infanta Cristina, facilitándole incluso una especie de excedencia cuando tuvo que declarar como imputada en el juicio por corrupción que acabó con su marido, Iñaki Urdangarin, en prisión. También estuvo a su lado y la apoyó en el traslado a Ginebra de sus labores de directora del área internacional de la Obra Social.

El director de la Fundación La Caixa llegó incluso a declarar como testigo ante la Audiencia Nacional por las supuestas presiones de Manos Limpias para lograr la desimputación de la Infanta Cristina.

Jaume tuvo que enfrentarse a los momentos más complicados de su carrera al frente de La Caixa por la imputación de la Infanta. Sea como sea, el panorama ahora es mucho más tranquilo, por lo que su sutituto tendrá que continuar haciendo frente al panorama, aunque ahora, más calmado.

Casa Real: la Infanta Cristina disgustada, se enfrenta a una nueva etapa en su vida laboral
Infanta Cristina