Muchos fueron, entre celebridades, políticos y famosos, los que pasaron por el ‘besamanos’ de Letizia Ortiz y Felipe VI, pero hubo una joven que acaparó toda la atención de las féminas de la Casa Real

Con motivo del la celebración del día de la Hispanidad, Felivpe VI  y Letizia Ortiz, este sábado y como ya viene siendo habitual año tras año, organizaban una recepción para los invitados, que debían pasar por el ‘besamanos real’. Pero sólo hubo una invitada especial que sabrían que volverían a ver esa misma tarde, al menos las Letizia, Leonor y Sofía.

Se trata de la bailarina de ballet clásico Tamara Gorro, de la que las hijas de Letizia son grandes admiradores. Después de acudir al besamanos real, y recorrer las estancias del Palacio Real, Tamara tuvo que volver al Teatro Real, porque por la tarde dirigía la obra ‘Giselle’ con el afamado coreógrafo Akram Khan.

Tanto la Reina Letizia Ortiz, como sus hijas, Leonor y Sofía son muy aficionada al ballet clásico y tras finalizar su agenda del día de la Hispanidad, acudieron esa misma tarde al Teatro Real para ver la obra ‘Giselle’ dirigida por la ex bailarina y actual directora artística del English National Ballet en Londres, Tamara Rojo. 

Allí, y aunque no hay constancia de su presencia en el teatro Real, Letizia, Leonor y Sofía acudieron a disfrutar de una tarde de ballet clásica y allí tuvieron una segunda oportunidad para charlar distendidamente con la gran Tamara Rojo.

Tamara rojo en el Besamanos Real