Casa Real: La reina Letizia Ortiz y sus 'meteduras de patas' cuando está enfurecida

La esposa del rey Felipe VI siempre se ha caracterizado por tener un fuerte carácter, sobre todo en estos últimos años, algo que preocupa bastante en Zarzuela

La reina Letizia no tiembla a la hora de mostrar su gran temperamento cuando algo no le agrada o no le parece bien. Unos gestos que a veces le han jugado una mala pasada y no son nada propios de una persona como ella y a lo que representa, sobre todo siendo Reina de España. Haremos un repaso de algunas ‘salidas de tono’ de la esposa de Felipe VI, cuando está enfurecida.

Una de sus malas contestaciones ocurría cuando doña Letizia se dirigió a una dependienta que trabajaba en El Corte Inglés en la sección de belleza buscando un producto en concreto, pero no lo tenían. Fue entonces cuando una de las dependientas quiso ofrecerle otros productos, concretamente un champú que por lo visto no fue del agrado de la esposa de Felipe VI.

La nuera de doña Sofía le soltó a la chica en un tono muy desagradable: “Sí, claro, para que me manchéis el pelo de grasa”. La cosa no quedó ahí ya que cuando Letizia se percató de que el resto de los dependientes la estaban mirando se atrevió a exclamar en voz alta: “Vaya, ya está todo el mundo mirando en lugar de trabajar”.

Otra anécdota fue la fuga de doña Letizia de Palma de Mallorca; esto pasaba en el año 2013 donde hubo testigos de las fuertes broncas entre los monarcas, tanto fue así, que muchos de ellos afirmaron que esta desencuentro, llevaría al matrimonio al divorcio.

Lo que no se sabe si la monarca se ‘dio a la fuga’ por no seguir armando más escándalos, pero lo que si se sabe es que fue una de las peores crisis que se ha podido conocer entre los reyes.

En el año 2008 y en pleno acto oficial celebrado en Murcia, la reina consorte ‘volvió ha hacerla’, llamando a su esposo el rey Felipe VI “sordo” delante de todos los allí presentes, algo que por supuesto, no fue de lo más acertado.

La situación fue que doña Letizia intentaba decirle algo al Rey y se lo había repetido ya por varias veces, pero al parecer quizás por haber mucho ruido, el monarca no la podía oir con claridad en ese momento.

Fue entonces cuando la cuñada de Elena de Borbón le grito: “Hijo, ¡hoy estás sordo, la verdad!”. La intención de la nuera de Juan Carlos I era que nadie se enterara, pero finalmente sucedió todo lo contrario.

Casa Real: La reina Letizia Ortiz y sus 'meteduras de patas' cuando está enfurecida

Otro hecho fue el plantón de Letizia a Felipe en la proclamación como Rey de España, incluso este importantísimo día, la esposa tuvo un gesto muy feo hacia su marido. Al salir de Palacio para ir al congreso de los diputados, la reina prefirió acompañar a sus hijas hasta el coche, dejando a Felipe ‘plantado’, sin saber muy bien qué hacer.

Otra ‘fea situación’ de la monarca ofendió no solo a una persona, sino a toda España. En un besamano por el año 2011. Don Felipe estaba hablando muy animadamente cuando su esposa le dio una ‘regañina’ por hablar tanto: “¡Si te paras con cualquiera, no vamos a acabar nunca!”, situación que dejó perplejo a quien se encontraba cerca en ese momento.

Una vista al Fórum, Letizia regalaba un momento que nunca se olvidará, tras realizar unos gestos con su mano, dirigiéndose por otro camino para entrar al auditorio. Bajo el asombro de todos los que se dieron cuenta que la monarca se sentaría separada del Rey. Fueron muchos los comentarios, pero lo cierto es que aún no se sabe por qué decidió hacerlo.

La famosa ‘metedura de pata’ que nadie olvidará y quedará para los restos de Letizia fue, esa primera vez que pidió al Príncipe terminar lo que estaba hablando

Este hecho no lo olvidará nadie que sea español. La primera ‘salida de tono’ de la actual Reina… su pedida de mano… Para la gran mayoría esta fue la ‘metedura de pata’ más grande que ha realizado la monarca, el “Déjame terminar”, el cual marcó un antes y un después, en la monarquía de España.

Como es obvio, esta situación fue la más criticada y expandida casi por el mundo entero, ya que no fue una situación muy cómoda entre la realeza ya que ésta siempre intenta guardar las formas pase lo que pase, de ahí ya muchos la ficharon como que la futura reina era de ‘armas tomar’.

Casa Real: La reina Letizia Ortiz y sus 'meteduras de patas' cuando está enfurecida