Casa Real: Pilar Eyre cuenta qué le gritaban las reclusas a Doña Cristina: “¡nos lo vamos a tirar!

Iñaki Urdangarín, marido de la Infanta Cristina

Los gritos de las reclusas se oyen desde la calle

La famosa escritora y periodista Pilar Eyre nos ha brindado otros de sus distinguidos artículos con el que seguro que no nos defraudará. El artículo en cuestión habla sobre el ‘vis a vis’ que la Infanta Doña Cristina e Iñaki Urdangarín mantienen dentro de la prisión.

Todos sabemos, que Iñaki Urdangarín está cumpliendo su condena en la cárcel de Brieva, una cárcel de mujeres, que está a las afueras de Ávila.

Parece ser, que Doña Cristina acudía a un ‘vis a vis’ con su marido. Comenta Pilar Eyre que cuando Doña Cristina cruzaba la puerta de entrada empezaron a escucharse unos gritos:

“¡Ha llegado la Cristina para j… con su chorbo!”, y todas a una aúllan: “¡Cristinaaaaaaa, Iñakiiiiii!”, y saltan los comentarios desgarrados e incisivos: “Cris, que tu Iñaki está muy bueno… ¡Déjalo a gusto, exprímele, que si no aquí estamos nosotras para f…, que pasamos mucha hambre!”.

“Cristina, f… bien, que si no lo haremos nosotras, ¡qué estamos muy cachondas y él está muy bueno!”. Son las voces de las reclusas de la prisión de Brieva, las compañeras de Iñaki Urdangarin.

Sus gritos se oyen desde el exterior y provocan sonrojo hasta en personas acostumbradas al crudo lenguaje carcelario. “Te lo cambio por mi hombre”, dice una, y otra añade, guasona: “¡Yo te lo cambio por dos!”.

A la Infanta Doña Cristina a veces se le escapa una sonrisa

Según comenta la periodista, la visita de la Infanta Cristina a la prisión han llegado en convertirse en un gran acontecimiento para las reclusas, que incluso esperan para así pasar un buen rato y salir de la rutina.

Pilar Eyre añade, que incluso cuando las funcionarias intentan acallar el alboroto que se produce, no existe manera de ningún tipo de lograrlo: “Venga, va, tranquilas, ya está bien”, aunque según comenta la periodista, le han contado que a la “Infanta Cristina, después de año y medio de visitas, a veces se le escapa alguna sonrisa”.

Casa Real: Pilar Eyre cuenta qué le gritaban las reclusas a Doña Cristina: "¡nos lo vamos a tirar!
Iñaki Urdangarín y la Infanta Doña Cristina

Algunos de los comentarios que escucha Doña Cristina de boca de las reclusas

Cuenta la escritora, que las reclusas con sus piropos y comentarios, parecen estar en una competición, algunos de estos célebres pipopos: “Menudo tiarrón del norte, Cristina. Si todo lo tiene tan grande, no te lo acabas en un par de horas… Mírala qué ansiosa va. Di que te dejen más tiempo”. Y otra: “Aunque no fuera duque nos lo tirábamos… Eso es un cuerpo y no el de la Guardia Civil”.

Una vez que el ‘vis a vis’ finaliza, después de un par de horas, regresan los piropos y comentarios hacia Doña Cristina: “¿Ya os habéis quedado descansados?, ¿le has hecho todo lo que te pedía?”. Y le preguntan a la infanta con simpática camaradería: “¿Cuántos polvos te ha echado, Cristina? ¿Tres, cuatro…? Esta noche le vamos a dar doble de cena para que se reponga…”.

Una vez que Doña Cristina se marcha, las reclusas la despiden cantando: “Libre, libre quiero ser/ quiero ser, quiero ser libre…”.

Iñaki Urdangarín, un hombre con gran fortaleza mental

La periodista Pilar Eyre comenta sobre Iñaki Urdangarín, que aparte de acudir al Hogar Don Orione dos veces a la semana, recibe muchísimas cartas y que intenta contestarlas todas.  Además de pasarse horas escribiendo cartas, habla con los funcionarios, por ejemmplo de fútbol, y como no, recibe bastantes visitas, de la familia y amigos.

Afirma la periodista que Iñaki Urdangarín: “¡Tiene una fortaleza mental increíble! Y sigue con el ejercicio, musculación, pesas, corre en el patio, bicicleta…”. Y, claro, así pasa lo que pasa: “¡Cristina, que tu Iñaki está muy bueno, uy, qué rico! Mmmh… es un chuletón vasco, no te descuides que nos lo vamos a comer entre todas”.

Otra información que desvela Pilar Eyre: “Las reclusas han inventado mil subterfugios –de momento sin lograrlo– para verlo mientras se ducha. Antes le ponían mensajes picantes en las bandejas de comida y le tiraban papelitos al patio, aunque ahora está más controlado. Pero le siguen gritando piropos mientras se pasea: ¡Es el pibón de Brieva!”.

Casa Real: Pilar Eyre cuenta qué le gritaban las reclusas a Doña Cristina: "¡nos lo vamos a tirar!
Iñaki Urdangarín, marido de la Infanta Cristina