La madre de Felipe VI, la reina emérita doña Sofía, aparecía por última vez en público hace dos meses, en el besapiés al Cristo de Medinaceli en Madrid

La reina emérita doña Sofía de Grecia aparecía por última vez en público hace casi dos meses, antes de que se decretara el estado de alarma en España. Su última aparición fue en el tradicional Besapiés del Cristo de Medinaceli, en la capital madrileña, donde ya se estaban tomando estrictas medidas de higiene, debido a Covid-19.

Curiosamente ese mismo día, la reina Doña Letizia también tuvo un evento en su agenda en el que coincidió con la ministra Irene Montero. Ésta dio positivo en coronavirus días después, por lo que la mujer de Felipe VI, tuvo que asilarse de su propia familia en su residencia de La Zarzuela.

Tras esta aparición de la mujer de Don Juan Carlos, se confinaban en el Palacio de la Zarzuela, por separado. Sofía se encuentra en compañía de su hermana de la que no se separa ni un solo minuto desde hace muchos años, la princesa Irene de Grecia. Ambas se han apoyado la una en la otra para poder superar la cuarentena, aunque ha surgido una gran preocupación a su alrededor.

Preocupación tras la ausencia de la reina doña Sofía en la reunión familiar del clan Grecia

Este fin de semana se ha celebrado una reunión virtual del clan Grecia, con motivo de la celebración del ‘May Day‘. Gracias al Príncipe Pablo, hemos podido saber que la mayor parte de los miembros de esta dinastía derrocada, se dieron cita a través de una videollamada. Pero en esta cita hubo dos ausencias que ha llamado poderosamente  la atención de la prensa y ha generado cierta preoucpación.

Ni la reina emérita Doña Sofía ni su hermana, la Princesa Irene de Grecia, se han conectado a este evento familiar. Lo cierto es que aún no se ha podido saber nada de de la madre de Felipe VI ni de su tía, Irene, lo único seguro ves que ambas están juntas y en confinamiento.

Casa Real: Preocupación por la ausencia de la Reina doña Sofía y la Princesa Irene de Grecia