Victoria Federica, hija de la Infanta Elena y hermana de Felipe Juan Froilán de Todos los Santos, siempre se convierte en el centro de atención en su círculo de amigos

No es ningún secreto que Victoria Federica, hija de la infanta Elena y de Jaime de Marichalar, es una chica extrovertida, adquiriendo aún más soltura cuando cumplió la mayoría de edad. Eso sí, trayendo de cabeza a su madre. ‘Vic‘ como la llaman en su círculo de amigos, se ha convertido en uno de los miembros de la Familia Real Española, más mediática.

Cada vez que aparece en público, sus estilismos, y sus gestos son analizados al milímetro. Muchos medios de renombre ya la han bautizado como la Influencer de la Casa Real, o ‘It Girl’ ya que en cada aparición, marca tendencia, al igual que su padre, Jaime de Marichalar, desbancando en cierta medida a la Reina y tía de Vic, Letizia Ortiz Rocasolano. 

Pero lo que más llama la atención es la faceta ociosa de Victoria Federica. Este veranos la pudimos ver, además de en su puesta de Largo y en otros eventos oficiales, en numeroso ‘saraos’ de la noche ‘Marbellí. Concretamente en el Festival multitudinario de ‘Starlite‘, donde lo dio todo, más de una vez, junto a sus amigos más cercanos.

Victoria Federica y su vida como universitaria

Victoria comenzaba hace poco su andadura en la universidad como estudiante de Administración y Dirección de Empresas, en el prestigioso centro al que también acude su hermano Froilán, y su cuñada, Mar Torres. Allí la hemos podido ver siempre rodeada de amigos, que no sólo se dedican a hablar con ella, sino que también la colman de abrazos y arrumacos.

Victoria Federica junto a unos amigos en las puertas de la facultado 
Victoria Federica Marichalar y amigos por las calles de Madrid. 18/09/2019

Vic es una chica que cae bien entre sus amigos y se deja querer. En estas fotos puedes comprobar que la divertida joven siempre es el centro de su circulo de jóvenes amigos que se agolpan a la salida de la Facultad del centro ‘The College for International Studies(CIS)’, en Madrid, donde acuden los alumnos que se pueden permitir pagar 30.000 euros por curso.

La joven acude diariamente en su propio vehículo al prestigioso centro universitario donde se le ha visto rodeada siempre de amigos, siendo ella mismo el centro de atención. Lo que sí tenemos es que Victoria Federica es una chica a la que todo el mundo ama y tienen en estima. El alma de la fiesta y el alma de su círculo de amigos.