Los disgustos familiares podrían haber pasado factura a una envejecida Infanta Elena

La Infanta Elena reaparecía en el funeral de Carmen López Oleaga, madre de Miriam de Ungría, una famosa joyera que contrajo matrimonio con Kardam de Bulgaria, de ahí su relación con la Familia Real. Pues bien, los fotógrafos de las agencias de prensa captaron una imagen de la hija del Rey Emérito Don Juan Carlos I, en la que aparece irreconocible.

Elena de Borbón tiene 55 años, sólo uno más que su hermana, la Infanta Cristina de Borbón, pero la diferencia entre ellas, ahora mismo, es abismal. Muchos médicos estéticos aseguran que un buen estilo de vida, así como no tener vicios nocivos, y beber mucha agua, es fundamental para mantener la juventud en al piel, pero lo cierto es que hay otros muchos factores que podrían avejentarnos sin darnos ni siquiera cuenta.

Disgustos familiares, tensión, estrés, todo se refleja en la salud de nuestra piel. Elena de Borbón, a pesar de llevar una vida más calmada que la de su hermana Cristina, que tuvo que sufrir lo indecible por el caso Nóos, ha sufrido un cambio drástico en poco tiempo, aparentando más edad de la que tiene.

Imágenes GTRES | Montaje: My Tv Shows

La Infanta Elena se muestra muy envejecida  en su última aparición en público

El cambio físico de la infanta Elena ha sido más que evidente en su última aparición. ¿Disgustos familiares? Victoria Federica y Froilán, hijos de la Infanta y de Jaime de Marichalar, no han cesado de aparecer en las portadas de las revistas, y de los medios, y no precisamente por noticias positivas.

Fiestas hasta el amanecer con cerdos vietnamitas incluidos, trifulcas entre amigos, amoríos, o desplantes a su familia, han sido algunas de las noticias protagonizadas por los vástagos de Elena que no le habrían sentado nada bien ni a ella, ni a la Familia Real.

GTRES
La Infanta Elena, durante el funeral Carmen López Oleaga | GTRES