Caso 'Pequeño Nicolás' La fiscalía pide 9 años de prisión por haberse pasado de ser enviado del Rey

El estudiante de derecho deberá enfrentarse al juicio por hacerse pasar por el enviado del Rey

La sección 17 de la Audiencia de Madrid revisa el caso en contra de Francisco Nicolás Gómez Iglesias por el caso Ribadeo. Este lunes se inicia el proceso del juicio, donde deberá enfrentarse nuevamente por todas las mentiras dichas en el pasado y haberse hecho pasar de ser un ‘enviado del Rey’.

Rememorando su ‘mala actuación’, un veinteañero conocido como el Pequeño Nicolás estaba bajo sospecha, el cual sin cortarse un pelo decía ser perteneciente de la vicepresidencia del Gobierno y de la Casa Real.

Según Jorge Cosmen (presidente de Alsa) se hacía una pregunta: “¿Pero a quién vigilan estos?”, cuando observó que varios agentes de policías revoloteaban alrededor de la mesa en donde se encontraba comiendo el veinteañero…

El Pequeño Nicolás había llamado por teléfono insistentemente, al presidente del Alsa para reunirse en un restaurante del puerto deportivo de Ribadeo en Lugo, en donde ‘supuestamente’ acudiría además el rey Felipe VI.

La Fiscalía pide 9 años de cárcel para el Pequeño Nicolás

Es por esta razón que la Fiscalía pide prisión de nueve años para Francisco Nicolás Gómez Iglesias, bautizado con el nombre del ‘Pequeño Nicolás’. El joven tendrá que enfrentarse a todas las mentiras y usurpaciones que realizó, quien se justifica y pide perdón al CNI, alegando tener un ‘trastorno de personalidad’.

El Ministerio público le acusa del delito de usurpación, falsedad de documentos y otros cohechos. El joven planeó una mañosa treta para impresionar y ganarse la confianza del presidente de Alsa, por lo que la Fiscalía apunta en un escrito de acusación: “Sin que conste con certeza si pretendía obtener de él un beneficio económico directo, ser asignado para algún tipo de intermediación en la adjudicación de alguna concesión pública u otra finalidad”.

Este hecho se realizó en el 2014, en el que Nicolás logró cerrar un almuerzo con el presidente de Alsa, tras varias llamadas. Días anteriores el Pequeño Nicolás rendó varios coches de lujo con chófer incluido y consiguió convencer al Ayuntamiento de Ribadeo y a la Policía Local de ser un enviado de La Casa Real.

Se imputan, además dos policías locales de Madrid

Según informes de la Fiscalía el Pequeño Nicolás, fue ayudado para lograr su propósito por dos policías locales de Madrid, Jorge González y Carlos Pérez, los cuales también están imputados. Estos se hicieron pasar por escoltas, con acreditaciones falsas.

Las sospechas de Cosmen hizo telefonear a diversos contactos de la Casa Real para  preguntar sobre el joven y nadie supo responderle y decir quien era..

Tras esta trama por parte del Pequeño Nicolás, La Fiscalía solicita 9 años de prisión para éste y por crear una red corrupta de policías.

Caso 'Pequeño Nicolás' La fiscalía pide 9 años de prisión por haberse pasado de ser enviado del Rey