Chelo Gª Cortés se queda en ropa interior en ‘Quiero dinero’, nuevo concurso de Sálvame’

La colaboradora no se corta un pelo y supera todas las pruebas para acabar ganando un bote de 5.000 euros

El programa estrella de las tardes de Telecinco, Sálvame‘, estrenaba ayer de forma oficial un nuevo concurso llamada ‘Quiero dinero‘. La primera concursante de este concurso era además una de las colaboradoras del programa, Chelo Gª Cortés.

Precisamente este nuevo espacio de entretenimiento dentro del programa que presentan habitualmente Jorge Javier Vázquez, Carlota Carretera y Paz Padilla, tiene como objetivo que los colaboradores tengan que responder a preguntas y enfrentarse a retos extremos.

El premio para el ganador o ganadora, un suculento bote de hasta 5.000 euros. Ante tal cantidad, no es de extrañar que Chelo García-Cortés no se cortase un pelo y fuese a por todas para conseguir el botín.

Aunque desde luego no se lo pusieron nada fácil, la veterana periodista y colaboradora gallega de 69 años consiguió llevarse finalmente el premio.

En una de las pruebas la colaboradora gallega se quedó en bragas

La primera prueba que debía superar Chelo era limpiar con unos guantes y lejía el baño de caballeros, algo que como la propia colaboradora reconoció no le supuso ningún problema. Incluso llegó a comentar que esperaba que estuvieran mas sucios. Por esta prueba se llevó 100 €.

Pero la siguiente prueba ya no fue tan sencilla para la veterana colaboradora de ‘Sálvame’, que incluso la llegó a poner en una situación embarazosa. La periodista gallega debía responder a las preguntas que le realizaba una máquina llamada Kopérnica.

Esta nueva máquina de la verdad de ‘Sálvame’, una versión mejorada del polígrafo del ‘Deluxe’, le realizó preguntas muy embarazosas y comprometedoras a la colaboradora. Entre ellas, si alguna vez mientras mantenía relaciones con su mujer, había tenido alguna fantasía con la tonadillera andaluza Isabel Pantoja.

Chelo contestó que no y la máquina le dio la razón. Pero la prueba en la que Chelo demostró ir a por todas y no tener ningún complejo, fue cuando le pidieron quedarse en ropa interior.

Sin ningún tipo de duda, la veterana periodista dejaba a todos sus compañeros y al público asombrados, al bajarse el pantalón y quedarse literalmente en bragas. Finalmente se volvió a subir el pantalón y se llevó el apetitoso premio.