La colaboradora acaba en lágrimas tras ser perseguida en directo por un cobrador del Frac

El programa ‘Sálvame‘ es sin duda el buque insignia de las tardes de Telecinco, tal y como lo demuestran desde hace años los datos de audiencia. Su equipo de presentadores y colaboradores han logrado con el paso del tiempo, asentar el programa como el mas seguido de la crónica rosa.

Centrado inicialmente en ser un fenómeno transgresor, con el paso de los años ha ido aliñando una mezcla de acidez e ironía que ha ido echando abajo el lado mítico que ha rodeado siempre el mundo de las noticias del corazón.

Pero el programa que presentan Jorge Javier Vázquez, Paz Padilla, Carlota Corredera o en ocasiones Kiko Hernández, también es uno de los pioneros en centrar las noticias incluso sobre sus propios colaboradores, ya sea por las fuertes discusiones que mantienen unos con otros o por las polémicas creadas por ellos mismos.

Chelo García Cortés avergonzada tras ser acosada de morosa

En la jornada de ayer jueves el programa tenia preparado una broma a la colaboradora Chelo García-Cortés, que acabó por hacer llorar a la periodista orensana y ex concursante de ‘Supervivientes 2020’.

Y es que cuando la colaboradora gallega llegó hasta las instalaciones de Mediaset, se encontró con la presencia de un cobrador del Frac. El motivo, una deuda de 2,5 euros que la periodista había dejado en el bar ‘La Muralla’ ubicado cerca de las instalaciones. A el suelen acudir habitualmente los presentadores, colaboradores y resto del equipo de ‘Sálvame’.

El pasado viernes Kiko Matamoros ya comentó que la periodista acudió a ese bar acompañado de Antonio David Flores, y termino marchándose sin pagar la cantidad citada después de haber consumido lo que había pedido. En aquel momento Chelo negó esa acusación, y explicó que había entregado un vale para comida equivalente a 9 euros.

No obstante, ese importe era inferior a lo que ella terminó consumiendo en el bar. Aún así la periodista afirmó que no debe ni un solo euro “Yo no debo ese dinero. Pagué con mi cheque de comida y me marché”.

Sin embargo esas explicaciones no convencieron al cobrador, quien incluso se sentó al lado de la colaboradora en el propio programa en directo. Cansada de la situación, Chelo acabó sumida en lágrimas ante el humillante momento que estaba pasando.