Cómo conseguir unos dientes blancos con estos simples consejos

Recuperar el blanco natural de tus dientes con un sencillo plan de 6 pasos es mucho más sencillo de lo que puede parecer.

Una sonrisa bonita perfecta conlleva unos dientes cuidados y blancos. Pero no siempre tenemos la suerte de presumir de sonrisa de actriz de película. Los refrescos, los cafés, tés, o cualquier otra bebida que contenga colorantes, manchará nuestro esmalte y será muy complicado eliminarlo.

Hay muchos motivos por los que podemos perder el blanco de nuestros dientes. Con unos simples consejos y hábitos saludables, podremos frenar el deterioro del esmalte y conseguir que vuelvan a lucir un aspecto saludable.

Si aún con estos consejos no logras el blanco que deseas para tu boca, siempre puedes recurrir a un blanqueamiento dental. Apuesta siempre por ponerte en manos de profesionales y huye de las ofertas y los productos milagrosos que te prometen un blanqueamiento en casa por poco dinero, ya que suelen dañar el esmalte al actuar como una lija.

6 CONSEJOS PARA CONSERVAR EL ESMALTE DENTAL Y BLANQUEAR LA DENTADURA

1. Cepíllate tres veces al día: La higiene bucodental es esencial para lograr que nuestra dentadura tenga un aspecto sano. Lleva encima, siempre, un kit reducido con un cepillo de diente y pasta o gel para limpiar. En el trabajo, en una salida a comer con amigas, ya no tendrás excusa para poder cepillarte los dientes y evitar visitas indeseadas al dentista.

2. Adiós al tabaco: No fumes. No deberíamos estar escribiendo esto porque todos sabemos lo perjudicial que es el tabaco para la salud. No podemos darte ninguna bondad de este nefasto hábito, así que, si quieres evitar que tus pulmones sufran y que el alquitrán de la nicotina acabe manchando drásticamente tus dientes, elimina este vicio de tu vida.

3. Algunos remedios naturales no son aconsejables. Limón, bicarbonato, incluso agua oxigenada. Existen miles de remedios naturales pero tienes que tener mucho cuidado porque todas estas sustancias son astringentes y pueden llegar a erosionar el esmalte, debido al efecto ácido que acta como una lija.

4. Utiliza productos específicos. Puedes echar mano de productos que nos ayuden a blanquear los dientes. Existen en el mercado multitud de productos seguros que pueden darnos un aporte extra de blanqueamiento.

5. Evita los alimentos y las bebidas con colorantes: Existen alimentos y bebidas que pueden manchar nuestra sonrisa. Es el caso de las bebidas carbonatadas, el café, el té, el vino tinto o especias como la cúrcuma o el curry.

6. Sonrisa natural: Huye del aspecto artificial del blanco nuclear: Los dientes han de parecer totalmente naturales, con un aspecto y un tono de destina. Huye del blanco nuclear ya que no se vería nada favorecedor. A cada persona le sintámosle bien un ton de blanco que siempre dependerá del tono blanco de los ojos. No fallarás.