Cómo elegir el sujetador perfecto para ti: Pautas a seguir

Elegir el sujetador perfecto siempre ha sido una tarea difícil y ardua para la mujer ¿comodidad o sensualidad? Elige con sabiduría

¿Sabes cuál es el sujetador perfecto para tu pecho? Modas y gustos a parte, el sujetador perfecto es aquel que se viste sin percibir que se lleva puesto y que cumple la función para la que ha sido diseñado: sostener y proteger el pecho y el escote, sin dañar, presionar, dejar marcas excesivas en la piel o que te genere molestias como ballenas (piezas que se colocan en los costados para proporcionar un mejor sostén), tejidos, hilos que molestan o costuras incómodas.

¿Sabes elegirlos bien?

Seguro que tu primer impulso es decir que sí, pero puede que tu opinión cambie si te decimos que a la hora de elegir un sujetador hay que ajustar los tirantes, comprobar que la banda de tórax ajusta perfectamente, que la copa es la apropiada y que los aros, si los lleva, se ajustan al contorno del pecho.

Dónde comprarlo

Acude a tiendas especializadas, donde te tomen las medidas, y te ayuden a determinar cuál es el más apropiado para tu pecho, que proporciona un apoyo estructurado dando una forma natural a los senos.

El ajuste

El ajuste de la banda de contorno debe de estar a una altura media. Respecto a la copa, la prenda debe quedar perfectamente ajustada y recoger el seno manteniéndolo sin presiones en su posición natural. La copa no debe ser ni demasiado pequeña (un error muy común), pues presiona el pecho, ni demasiado grande, porque no lo recoge bien.

Talla

Aunque sepas (o creas saber) cuál es tu talla exacta, piensa que no todos los fabricantes tienen el mismo tallaje, y que el pecho modifica su volumen con frecuencia debido a varios factores. Conclusión: pruébatelo siempre antes de comprarlo.

Situación

Además de la talla, hay que tener en cuenta para qué vamos a utilizarlo. No es lo mismo un sujetador para todos los días que para llevar con un vestido de fiesta, o para ir a correr. Que no falten en tu cajón para la lencería un sujetador deportivo, uno de fiesta y uno específico para dormir, recomendado para prevenir y solucionar diferentes problemáticas relacionadas con el pecho.