Cómo preparar Agua Detox para bajar de peso

Tras el boom de los batidos y smoothies llega el agua détox

En ese artículo de nuestra categoría Bienestar y Nutrición, te vamos a enseñar cómo preparar Agua Detox para bajar de peso. Tras el boom de los smoothies y los batidos, llega una nueva tendencia detox, una nueva forma de hidratación a base de agua, frutas y plantas. Según un estudio realizado por la firma, solo un 23,38% de los españoles asegura beber más de 2 litros al día, mientras que lo recomendable es ingerir entre 2 y 2,5.

Además de ser el aliado perfecto para mantenernos hidratados, las aguas detox tienen innumerables propiedades nutricionales y beneficios para la salud y belleza.

Las puedes beber en cualquier momento del día y en verano serán tu aliadas perfectas para refrescarte y al mismo tiempo, cuidarte por dentro.

Aguas detox: cómo prepararlas

La elaboración de estas aguas es sencilla. Lo primero y más importante es la selección de ingredientes, que se debe realizar en función de los beneficios deseados. Después de lavarlos, se trocean y se introducen en un recipiente en el que se vierte el agua. Una vez preparada el agua detox, lo recomendable es dejarla reposar entre 2 y 12 horas para que los ingredientes liberen sus nutrientes y sabor en el agua.

La original

El agua detox por excelencia: agua, 5 rodajas de manzana, 3 rodajas de pepino, y 1 rodaja de jengibre. Estos ingredientes ayudan a limpiar y depurar el sistema digestivo de manera natural. Es ideal para tratar la retención de líquidos gracias al potasio que contiene la manzana, un excelente diurético que ayuda a eliminar toxinas.

Con efecto antiedad

Anti-aging: agua, 1 puñado de frambuesas, ½ granada, 2 rodajas de carambola y 1 bolsita de hibisco seco.

Ayuda a mejorar el aspecto de la piel y el cabello, dejando la piel tersa, hidratada y sin manchas, así como un pelo más fuerte y sano. El color rojizo de la frambuesa evidencia su increíble poder antioxidante que unido al de la granada y la carambola hacen de este agua un auténtico elixir de juventud. La granada es rica en taninos, antocianinas y ácidos orgánicos, mientras que la carambola cuenta con vitamina C y carotenos.

Para un día lleno de energía

Buen despertar: agua, 1 rodaja de limón, 1 rodaja de pomelo, 5 rodajas de manzana y ½ rama de apio.

Además de ser una fuente importante de vitamina C, existe la creencia de que beber un vaso de agua con zumo de limón en ayunas ayuda a activar el metabolismo. Su ácido cítrico facilita la digestión y la activación de otros ácidos encargados de eliminar las bacterias y parásitos que ingerimos en las comidas. Mientras, el pomelo estimula el sistema inmunológico y nos aporta una buena dosis de energía.

Para tus defensas

Defensas power: agua, 2 rodajas de naranja, 5 rodajas de zanahoria y 2 rodajas de jengibre.

La virtud más conocida de la naranja es la de fortalecer el sistema inmunológico. Sus propiedades antivirales y antibacterianas protegen nuestro organismo durante los cambios estacionales, cuando es habitual padecer resfriados o alergias.

Combinada con el jengibre, obtenemos un potente analgésico que ayuda a aliviar los síntomas de la congestión nasal, fiebre, dolor de articulaciones… La naranja tiene, además, propiedades diuréticas que eluden las infecciones del tracto urinario, como la cistitis, y estimulan la función depurativa de los riñones.

Mejor descanso

Sueño reparador: agua, ½ maracuyá, 2 rodajas de mango y 1 vaina de vainilla.

Este agua contiene una combinación de frutas tropicales que ayudan a relajar cuerpo y mente y conciliar el sueño de manera natural. La vainilla, por su parte, se considera que tiene propiedades relajantes naturales que mantienen a raya el estrés y nos permiten descansar mejor.