Cómo usar la vaselina para reparar el cabello dañado

La vaselina es nutritiva e ideal para reparar el cabello dañado

En este nuevo artículo de belleza os vamos a enseñar cómo usar la vaselina para nutrir y restaurar el cabello. La vaselina es un producto muy usado en cosméticos y otros productos como champús o acondicionadores. Su poder nutritivo y humectante hace que sea perfecta para hidratar tanto piel como cabello.

El cabello, con el tiempo y con el uso de herramientas de calor, suele sufrir daños que se reflejan en la falta de brillo, en una textura seca y quebradiza. Por lo que a menudo tenemos que optar por cortar por lo sano, o tratar de nutrir el pelo para lograr que las fibras capilares se restauren lo máximo posible.

La vaselina es un gran aliado para incrementar la salud de nuestro cabello. Su uso continuado a modo de mascarilla en nuestro pelo, aporta múltiples beneficios como por ejemplo la gran capacidad para poder sellar las puntas abierta y lograr restaurar la integridad de las fibras capilar.

Cómo usar la vaselina en el pelo para reparar puntas abiertas y restaurar su estructura

La vaselina logrará nutrir al instante el pelo quebradizo, provocando que las puntas abiertas  retengan la propio humedad del cuero cabelludo. La vaselina no hará milagros ya que las puntas abiertas no las cerrará por arte de magia, pero sí logrará que el pelo mejore su textura y su aspecto en general.

Sólo debes poner en las puntas del cabello, la cantidad que puedas coger con dos dedos, y repetir este proceso en el cuero cabelludo Espárcelo bien para que pueda conservar la humedad y nutrir la melena quebradiza y dañada.

Es ideal que este proceso se realice de noche, ya que así penetrará con mayor intensidad en el cuero cabelludo y en el pelo. Hazlo una vez a la semana y s notas que el pelo se ve graso, lávalo añadiendo una cuchara de bicarbonato a tu champú, lo que arrastrará todo resto de vaselina.