Conoce los 6 alimentos que pueden prevenir el ictus

Te mostramos 6 alimentos que ayudan a prevenir el ictus

El ictus es una enfermedad que a algunos nos quita el sueño, hoy día muchos conocemos a personas o familiares que lo han padecido, y por ese mismo motivo buscamos consejos saludables para poder prevenirlo

El ictus se produce cuando existe un funcionamiento anómalo de la circulación cerebral, llegando a sufrir un trastorno brusco que deforma la función de una parte de nuestro cerebro. Este tipo de dolencia suele darse en personas mayores de 65 años, pero debido al ritmo de vida, el sedentarismo, el estrés y otros factores, cada vez son más las personas jóvenes que sufren este tipo de alteración cerebral que en ocasiones puede provocar la muerte.

Como consejo general y que se extiende a casi todas las enfermedades con accidentes vasculares, la persona que lo sufre ha de adoptar una vida más sana, caminar su alimentación por una más saludable, realizar ejercicio de manera asidua, y alejar de nuestro día a día, el estrés y la preocupación.

A continuación tienes una lista con 6 alimentos muy beneficiosos para reducir la posibilidad del tan temido ictus.

Manzanas

Ricas en fitoquímicos, vitamina C, fibra y potasio que ayuda a controlar la tensión arterial, uno de los principales factores de riesgo de ictus. Son un antiinflamatorio de lo más natural. Gracias a la producción de la enzima ciclooxigenasa, al igual que lo hace una aspirina o un ibuprofeno.

Almendras

Poseen vitamina E, magnesio, fibra, potasio, calcio, fósforo, además están repletas de grasa beneficiosa. Las almendras previenen diabetes, ayudan a controlar la tasa de colesterol, inhiben la absorción de grasas saturadas trans e hidratos de carbono. Una buena práctica es tomar 5 o 6 almendras en el desayuno o a media mañana.

Tomates

El licopeno pigmento que da el color rojo al tomate, se ha comprobado que reduce el riesgo de formación de trombos. Prueba a tomar salsa de tomate, contiene más licopeno que los tomates frescos porque este pigmento se libera con la cocción. Reduce el colesterol y protege el corazón: El licopeno que se encuentra presente en el tomate evita que los lípidos séricos se oxiden, ejerciendo así un efecto protector contra las enfermedades cardiovasculares. Está demostrado que el consumo habitual y regular de tomate en cualquiera de sus formatos, puede disminuir los niveles de colesterol LDL y los triglicéridos en la sangre.

Uva

Tanto blanca como negra reducen el nivel de colesterol, reduce la probabilidad de que se formen trombos capaces de obstruir las arterias. Además son ricas en fibra y en antioxidantes. Las uvas son buenas para todas las personas que tengan la tensión arterial elevada, los hipertensos. El zumo de uva es muy bueno para evitar las enfermedades cardiovasculares.

Chocolate

El chocolate negro, es una fuente de flavonoides antioxidantes. Un par de onzas al día reducen según un estudio el riesgo de enfermedades cardiovasculares e ictus en un 50%. El cacao previene el deterioro de la memoria.