Consejos para que el tinte dure mucho más tiempo en nuestro cabello

La coloración capilar es más fácil de mantener si aplicamos unos consejos que te mostramos a continuación

Si esta temporada estás pensando en un cambio de look, recuerda que los cabellos coloreados necesitan unos cuidados más exigentes. Te explicamos cómo presumir de melena y disfrutar lo máximo posible el color deseado

El verano no es la temporada perfecta para experimentar con la coloración capilar, pero sí para resetear desde cero si lo necesitas Una vez saneado tu pelo tras tus merecidas vacaciones, llega el momento de retocar tu color, que se puede encontrar algo apagado después de la playa, el cloro de la piscina o los rayos ultravioletas, o de probar un nuevo tono y cambiar de imagen.

CUIDADOS ESPECÍFICOS

Está claro que los tintes nos ayudan a mejorar nuestra imagen, pero pueden ser agresivos para nuestro cabello, volviéndolo más sensible por tanto, vulnerable. Los colorantes “rompen” la estructura del pelo, ya que necesitan penetrar en su interior. Por estas razones, el cabello teñido tiene unas necesidades específicas para su cuidado y mantenimiento.

  • Más delicados: los cabellos tintados suelen ser más sensibles a las agresiones externas. Es muy importante utilizar productos específicos y adecuados, cada vez más exigentes en su formulación, para que sean suaves y respetuosos con la fibra capilar.
  • Y después: tras cada lavado, no te olvides de aplicarte un acondicionador que hidrate el cabello y cierre temporalmente la cutícula.
  • ¿Puntas abiertas?: es la consecuencia directa de un cabello excesivamente seco y castigado. Después de acondicionar el cabello, aplica un serum reparador, que las cierre temporalmente y evite que se sigan abriendo.

COLOR POR MÁS TIEMPO

Unos sencillos consejos te ayudarán a proteger y mantener tu color, para que sea más auténtico y conserve un brillo más intenso.

  1. Cuidado con el sol: los rayos solares son los grandes enemigos de tu coloración, que pueden afectarla. Aun sin los excesivos rayos del verano, cuando salgas a pasear en agradables y soleados días de otoño, protégete de la radiación solar directa con pañuelos o pamelas.
  2. Más hidratación: un cabello bien hidratado no se abre y no deja escapar la humedad que se encuentra presente en la cutícula. Elige productos específicos cuya formulación incluya aceites naturales como la rosa de mosqueta o mantecas como la de karité.
  3. Atención a la temperatura: lávalo con agua templada o fría. Las bajas temperaturas ayudan a mantener las escamas del cabello cerradas, haciendo más difícil que el pigmento pueda “escaparse”.

¿Qué color es el que más te favorece?

  1. Las pelirrojas nunca pasan de moda. Este recorrido de tonos está pensado para mujeres seguras de sí mismas. Si eres de piel muy clara, apuesta por tonos rojizos muy suaves y delicados. Si por el contrario, tu piel es muy morena, elige tintes caobas más oscuros o castaños rojizos.
  2. Los rubios son un clásico en la coloración que han ido ganando en registros. No está aconsejado para las muy morenas, el resultado puede ser muy poco natural. Si tienes la piel clara y rosada, los rubios ceniza serán los más favorecedores. ¿Los rubios dorados? Si tu piel es apagada.

  1. Es la gama de coloración más común en nuestro país. Para pieles claras con tonos rosados, los castaños en tono ceniza son los más favorecedores. En el caso de que tu piel sea más morena, los castaños con tonos dorados te aportarán el resultado más dulce y natural.

¿Acabado casero o profesional?

Aunque hay mujeres que colorean su pelo en casa, la solución más eficaz, para un verdadero resultado profesional, es acudir a un buen salón de peluquería. Estos centros, con unos staffs más especializados en su formación, han evolucionado hacia una mayor oferta a la clienta.

Si te concedes un homenaje, lo mejor es reservar cita con antelación en tu centro preferido y disfrutar de la experiencia. Todas vamos con una idea preconcebida, lo que puede ser un error: déjate asesorar por los profesionales que te recomendarán el tono que mejor te favorezca.

Días antes de acudir, aplícate un acondicionador para nutrirlo. En los días previos, aguanta con el pelo un poco sucio. La razón, muy sencilla: la grasa ayuda a mantener mejor la coloración.