Contradictorio testimonio de Raquel Sánchez Silva sobre la muerte de su marido Mario Biondo

La declaración judicial de la popular presentadora ha mostrado muchas contradicciones e interrogantes

A continuación narraremos todo lo que no se ha contado sobre el caso del cámara de televisión Mario Biondo, en aquel entonces marido de la extremeña Raquel Sánchez Silva, y todo lo que le rodea a su misteriosa muerte. Además daremos datos de ciertas  contradicciones e interrogantes que la presentadora de televisión manifestó, cuando declaraba en su momento ante la justicia italiana.

Cierto es, que el nombre de Raquel Sánchez Silva vuelve a ser noticia, pero no precisamente por presentar algún programa de televisión como estamos acostumbrados, sino ésta vez por algunos reveladores datos que se han emitido no hace mucho, en los medios italianos.

Tras el misterio que esconde la muerte de Mario Biondo, el programa italiano llamado ‘Le Iene’ (Mediaset Italia) ha podido tener acceso al testimonio judicial de la española y su dudosa declaración. ‘Le Iene’ ha emitido una pequeña parte del vídeo donde Raquel Sánchez Silva hacía su testimonio sobre ese mismo día que el cámara perdió la vida y que estaba lleno de contradicciones.

Según los informes, un día antes de la muerte de Mario Biondo, concretamente el 29 de mayo de 2013, se había contratado un seguro de vida a nombre de éste, por lo que se abre nuevos interrogantes y a lo que la propia Raquel no supo dar respuesta.

Según Raquel se enteró de esto cuando fue al banco de Santander a cancelar las cuentas de su marido tras el fallecimiento y de paso, según ella, preguntó si tenía algún otro producto contratado a nombre de Mario Biondo.

Raquel negó rotundamente ante el juez que no hizo ningún movimiento de dicho seguro de vida de su marido y aseguraba insistentemente haber renunciado a toda herencia y beneficios de la familia Biondo.

Los datos del ordenador fueron borrados

Por otro lado, un detective privado contratado por los Biondo sabía de la existencia de una póliza de seguros, porque al querer recuperar los datos del ordenador de Raquel y Mario (ya que fueron borrados por ella misma para eliminar sus fotos) encontró un email con fecha del día anterior del fallecimiento de su marido, el contrato de dicho seguro de vida.

Por lo visto ‘alguien’ quiso eliminar el correo del ordenador portátil, ¿Por qué?. ¿Quien había contratado el seguro de vida un día antes de la muerte de Mario Biondo?, ¿Alguien cobró la póliza del seguro? son algunos de los interrogantes que quedan abiertos…

Lo primero que llamó la atención de los italianos profesionales en informática, fueron los extraños movimientos del PC tras la muerte del cámara de televisión, por lo que el juez de la ciudad de Palermo exponía ante la declaración de Raquel : “el PC de su marido controlado por usted tras la muerte de éste, nunca fue examinado por ningún técnico informático, por lo que excepto usted, nadie tuvo la oportunidad de revisar los datos contenidos en el PC antes mencionado, hasta su entrega a los familiares de Mario Biondo, ocurrida el 25 de julio del 2013”.

Cambio de clave en el ordenador

Además del ‘cambio de clave’ en el ordenador de Mario en el día de su entierro levantaron las sospechas que alguien tuvo que hacerlo ese día..Raquel y toda la familia Biondo se encontraban en el Instituto Anatómico Forense de Madrid, según la Fiscalía la única persona que estaba en ese lugar, era el primo de la presentadora, Enrique Gómez Sánchez, el cual es ingeniero informático de profesión.

Raquel Sánchez fue preguntada  por la fiscalía al respecto:

-“¿Quién ha cambiado la password a las 14.31 horas del 31 de Mayo?”

“Si no estaba allí cómo puedo saberlo”

“¿Y cómo puede entrar en el ordenador sin saber la nueva clave? Cuando entra en el ordenador con su primo, ¿lo hace con la clave antigua y sin problemas?”

“Yo no recuerdo si tenía que poner la clave o no. Por eso yo misma me pregunto cómo es posible que, si se ha cambiado la contraseña, yo pueda seguir entrando, aunque me pregunto si era necesaria la contraseña o no para entrar, porque yo no recuerdo haberla necesitado”.

El primo ingeniero de informática

Según cuenta Raquel ante la fiscalía, lo único que ella borró, fueron las fotografías y vídeos íntimos de ésta para luego devolverle el ordenador a los Biondo. Tras la sospechosa falta de gran parte de la memoria del Mac, los expertos informáticos se dieron cuenta que solamente podría hacerlo una persona experimentada en esos temas, por lo que Raquel asumió que su primo ingeniero de informática le ayudó a limpiar los archivos, pero que no recuerda haber cambiado ninguna clave del ordenador.

“Mire, se lo digo a usted (al Juez) a ellos (a los fiscales) o a quien quiera escuchar. Ese ordenador era el ordenador familiar. Tenía contenido de los dos. Aparte, en ese momento, ese ordenador no era objeto de ninguna investigación criminal. Mire usted, yo podría haber cogido ese ordenador y lo podría haber quemado. Le podía haber cambiado el disco duro entero. Pero como voy de buena fe y quería que ese ordenador lo tuviera su familia, lo único que borré fueron mis fotografías. Y además me aseguré de que eso que estaba haciendo lo podía hacer. Yo ya había renunciado a toda la herencia de Mario. Pero había visto las intenciones de la familia con respecto a sacar un partido de todo aquello. Además, sabía que todo lo que le entregara mío a la familia de Mario iba a ser utilizado de mala manera. Hoy puedo decir que así ha sido. De hecho, lo único que no han podido utilizar es precisamente lo que, afortunadamente, pude borrar” se defendía Raquel ante el juez..

Por estas tantas faltas de respuestas relacionadas a la muerte de Mario Biondo, rodeada de tantas contradicciones por parte de la presentadora como interrogaciones abiertas, ha dejado en duda, lo que realmente ha pasado en el caso de Mario Biondo después de seis años. Aun se espera el resultado de la tercera autopsia que se realizó en noviembre de 2018. Esperamos las respuestas absolutorias salgan a la luz muy pronto…

Contradictorio testimonio de Raquel Sánchez Silva sobre la muerte de su marido Mario Biondo