Cristina Pedroche da un paso más en su lucha contra el ciberacoso en redes sociales

La presentadora de Vallecas, Cristina Pedroche, ha anunciado en sus redes sociales que tomará medidas legales contra quienes profieran insultos ofensivos contra ella

Cristina Pedroche siempre ha hecho caso omiso de aquellos seguidores que sólo buscan hacer daño o mofarse de la manera más cruel, de su físico, o de su carrera profesional. Ella siempre ha abogado por vivir ajena a estos comentarios, que en su perfil de Instagram son muchos aunque no muy variados, ya que parece que tampoco es que sean tan creativos a la hora de insuflar.

El perfil de un hater no es otro que el de una persona con una vida que no le satisface y trata de arruinar la de los demás a base de indultos o acoso en redes. Usualmente usan perfiles que no revelan nada de su auténtica identidad, pero lo que quizás desconozcan es que la policía puede identificarlos y localizarlos, por medio de la ubicación de la IP.

Cristina trata de vivir una vida normal, y así lo refleja su perfil de Instagram donde posee nada menos que .2,9 millones de personas. Entre esos casi 3 millones de followers, siempre se hacen notar aquellos que sólo entran en redes para acosar, insultar y ningunear, a determinadas personas.

Cristina Pedroche da un golpe en la mesa y anuncia medidas legales para frenar el acoso de algunos de sus seguidores en Instagram

Cristina ha querido mostrar en su perfil de esta famosa red social, los brutales ataques e insultos a los que se tiene que ver sometida casi a diario. Cerda”, “Pareces un travelo”, “put*”, “gorda” “de comer suelo a comer poll**, vaya cambio, roja de mierda”, “hija de put*, ojalá el cáncer te coma” Son solo algunas lindezas que te puede encontrar entre los comentarios de la famosa presentadora de AtresMedia.

Para tratar de frenar a estas personas que se esconden detrás de un pseudónimo, la mujer de Dabiz Muñoz,  ha mostrado a través de stories, varios vídeos en los que muestra una serie de mensajes privados ofensivos que rozan el delito, y cómo en cada publicación  o stories tiene que soportar este acoso y derribo: Os digo que ya está bien. Que aguante todo esto no significa que no duela”

A partir de ahora, no solo restringiré cada comentario de odio, sino que también denunciaré. Creo que es la única forma que tenemos para que esto, de una vez por todas, acabe” zanjaba la joven de 32 años, cansada de tener que estar lidiando con estas personas cada vez que usa sus redes sociales.