Froilán, hijo de la Infanta Elena y de Jaime de Marichalar, se ha puesto manos a la obra para poder lograr uno de sus objetivos en este 2020

Felipe Juan Froilán de Todos Los Santos, hijo de la Infanta Elena y del empresario Jaime de Marichalar, ya ha vuelto de sus vacaciones en Marbella, en un verano que se ha presentado de lo más movidito y extraño.

La pandemia de Covid-19 ha hecho que muchos de nosotros hayamos optado por destino nacionales y a ser posible muy cerca de nuestra residencia habitual. La segunda oleada de contagios de SARS CoV-2 está en pleno auge y con ella crece el temor a un posible confinamiento, por lo que es mejor pasar unos días de relax en lugares donde nos sea fácil volver a casa.

Froilán también escogió un destino nacional, en este caso Marbella, donde también se encobraba su hermana, Victoria Federica, acompañada de su inseparable novio, el DJ Jorge Bárcenas. Allí pudo relajarse antes de volver a la capital y retomar aquellos proyectos que tenía olvidados en un cajón.

¡Cuidado, Froilán al volante!: El hijo de la Infanta Elena retoma las clases en la autoescuela

Froilán acude a la autoescuela para sacarse el carnet de conducir

A sus 22 años, a Felipe Juan Froilán nunca le ha hecho falta conducir o tener coche. Su privilegiada posición, posiblemente, le otorgaba cierta independencia. Pero no hay nada como tener tu propio coche y poder moverte libremente sin tener que pedírselo a nadie. Su hermana, Victoria Federica, obtuvo el carnet de conducir con solo 18 años, pero Froilán ha sentido ahora la necesidad de ponerse frente a un volante.

Europa Press inmortalizaba el momento justo que Froilán accedía a la autoescuela para dar una clase práctica de conducir, tras haber superado el examen teórico. Ahora resta saber cómo se le dará eso de conducir al nieto fiestero del rey ‘huido’ Don Juan Carlos.