Diego Arrobas, ‘El Cejas’, revela cómo era en realidad Mila Ximénez

Mila Ximénez siempre tuvo fama de mujer dura y distante, pero sus más allegados la describen de una forma muy diferente

Mila Ximénez nos decía adiós el 23 de junio de este año. Hace algo más de un año, la periodista sevillana anunciaba la noticia más dura de su vida: le había sido diagnosticado un cáncer de pulmón en un estado bastante avanzado. Confesaba entonces a Jorge Javier Vázquez que iba luchar con uñas y dientes para derrotar al maldito ‘bicho‘ o por lo menos pararle los pies.

Pero no pudo ser así, y tras un intenso año de lucha diaria, Mila decidía despedirse de los suyos y pedir la sedación para poder marcharse en paz, y sin dolor. Estuvo rodeada de toda su familia durante una semana en su podría vivienda, tras lo cual fallecía.

Los homenajes no dejaron de sucederse. Sus compañeros de ‘Sálvame‘ le dedicaron varios programas a su figura, que en ocasiones era seria, firme y contundente. Pero quizás muchos no sabían que Mila, en la intimidad, era una persona completamente diferente a lo que veíamos en televisión.

Diego Arroba ‘El Cejas’, revela el verdadero carácter de Mila Ximénez

Diego Arroba, más conocido como ‘El Cejas’, entraba a concursar en 2019 en ‘GH VIP’, donde pudo compartir convivencia con Mila Ximénez, y pudo conocerla en profundidad. El Youtuber, cantante y actor, está de enhorabuena ya que estos días se está estrenando la película dirigida por Santiago Segura, ¡A todo tren! Destino Asturias, donde el joven aparece entre su elenco de actores.

En el evento e presentación, Diego no dudó en hablar del último adiós a Mila Ximénez: “Por motivos de trabajo, la pandemia, nos hemos visto menos. Empezó con todo lo del cáncer y estaba con todo el mundo encima, nunca la he querido agobiar, pero hemos hablado por mensajes”

Para aquellos que tenía una imagen fría y seria de Mila Ximénez, Diego ha declarado que la personalidad de Mila era totalmente opuesta a la que aparentaba en televisión: “Era una bellísima persona y siempre me voy a acordar de ella. (…) Era un cacho de pan”