El joven hijo de la Infanta Elena, Felipe Juan Froilán, se ha decidido por el destino preferido de los famosos este verano, Marbella, donde también se encuentra de vacaciones su ex, Mar Torres, y su hermana, Victoria Federica

El nieto de Don Juan Carlos y de Doña Sofía, Felipe Juan Froilán, ha optado por el destino que muchos han elegido para pasar sus vacaciones este extraño verano, Marbella. De hecho, allí hemos podido ver cientos de famosos que copan las páginas de las revistas del corazón. Lo cierto es que la pandemia deL SARS CoV-2 ha cambiado la ruina de nuestras vidas y también ha coartado, en cierta medida, nuestras opciones para elegir destino turístico.

Muchos españoles que pensaban viajar fuera de España, por seguridad y por comodidad, han optado por quedarse y hacer turismo rural, o trasladarse a localidades adyacentes no muy alejadas de nuestra residencia habitual. El miedo al confinamiento o a que los rebrotes de Covid-19 se descontrolen, es algo que nos ha influenciado a la hora de hacer las maletas y desconectar de tanta tensión acumulada.

La Familia Real también está viviendo un verano muy extraño y atípico. La marcha de Don Juan Carlos de España por motivos confusos, ha hecho que su familia trate de alejarse, por separado, del foco de los medios que ansían alguna foto de estos disfrutando del tiempo libre entre tanta tempestad.

Victoria Federica, Froilán, y Mar Torres, de fiesta en Marbella

Victoria Federica, hija de la Infanta Elena y hermana de Froilán, se encuentra en Marbella con su novio, el DJ Jorge Bárcenas que se encuentra trabajando en el Festival Starlite, un festival que se ha visto seriamente modificado debido a as estrictas normas de seguridad que exige el protocolo Anti Covid.

Pos su parte, el hijo mayor de la Infanta Elena también ha puesto rumbo a tierras malagueñas, dejando de lado Mallorca, donde viajaban cada verano par disfrutar del Palacio de Marivent. Quien también parece haber cogido el gusto a Marbella es la ex de Froilán, Mar Torres, quien se encuentra veraneando junto a su madre en tan idílico paraje.

La tristeza de Doña Sofía en Mallorca mientras sus nietos están de fiesta en Marbella

Mientras que sus nietos se encuentran de fiesta y disfrutando como locos de la vida, la Reina Doña Sofía no ha faltado a su cita con Mallorca y Marivent, pero con un sabor agridulce y porque no, triste. Sofía llegaba a Mallorca abatida, aún mascarilla se denotaba que su rostro era la de una mujer triste superada por las circunstancias.  La marcha de su marido de España y la frialdad con la que se lo han tomado los demás miembros de la familia, han hecho que la Reina se enclaustre, junto con su inseparable hermana Irene, en el Palacio.

La llegada de los Reyes, Felipe VI y Letizia con sus dos hijas, tampoco es que la hayan animado demasiado. El año pasado se deshacía en detalles con sus nietas y al día siguiente de llegar a Mallorca las llevaba al cine para disfrutar de una velada familiar. Nada que ver con este año, un verano que se antoja gris para la Familia Real Española.