María Edite esta indignada con la decisión de no reconocer a Julio Iglesias como el padre de su hijo Javier Santos

La bailarina portuguesa María Edite Santos, conocida por mantener un idilio en la década de los años setenta del siglo pasado con el cantante Julio Iglesias, ha arremetido contra la justicia y contra el propio cantante, después de que una vez mas fuese rechazada la paternidad del cantante sobre su hijo.

La portuguesa de 65 años mantuvo un affaire con el cantante durante la década de los años 70, cuando el artista llevaba casado apenas cuatro años con Isabel Preysler. Fruto de esos encuentros, en el año 1976 nació Javier Santos.

Edite no reveló la paternidad de Julio Iglesias, hasta que Javier cumplió los 13 años de edad. Fue en el año 1990, cuando la portuguesa copó las portadas de todas las revistas españolas del momento, afirmando que Javier era hijo de ella y del cantante.

Desde entonces ambas partes han mantenido un largo litigio, que impulsó aún más el propio Javier tras aportar una prueba de ADN clave para demostrar la paternidad del artista.

Total indignación de María Edite con la decisión de la justicia

Sin embargo y a pesar de las pruebas presentadas, la justicia ha vuelto a rechazar una vez más esa paternidad. Esto ha despertado la total indignación de María Edite, quien define la decisión como una “injusticia”.

Por ese motivo, Edite no ha dudado en cargar contra la justicia afirmando que “los jueces están a favor del poder, no a favor de los hijos”. Tras el varapalo judicial, la madre de Javier Santos esta decidida a acudir a donde haga falta para que se haga justicia:

“Iremos al Supremo y a todo lo que haga falta, hasta el final. Si no, iremos al Tribunal de los Derechos Humanos. La palabra lo dice, derechos humanos, tendrá que estar de parte de los hijos. Mi dolor no es por mí, mi dolor es mi hijo”.

Sobre el cantante de 76 años, Edite también ha sido muy contundente y le ha calificado como “un mal padre y una mala persona”, ya que conoce perfectamente esas pruebas:

“Julio Iglesias sabe perfectamente de que existen esas pruebas que demuestran que es su hijo y sabe que es su hijo desde que tenía dos años. Es una pena que él teniendo un hijo y una nieta preciosa haga esto. Es una mala persona”.