Efectos de la contaminación en nuestra piel: Trucos para hidratar y limpiar la piel

Los efectos de la contaminación ambiental en nuestra piel son muchos y muy nocivos. Te mostramos como mantener limpia y sana y protegerla de la contaminación

La contaminación del aire o ambiental cada vez está más extendida. A pesar de todos los esfuerzos por evitarlo, en nuestro país tenemos unos niveles muy altos de polución en las grandes ciudades, y esto provoca diversos problemas en nuestro organismo.

La piel, al ser el órgano más grande del cuerpo, también es el que se ve más afectado por este suceso. Los cambios en el clima, los gases tóxicos del aire, las calefacciones y aires acondicionados… Son algunos de los factores que dejan huella en nuestro cuerpo y se pueden manifestar en diferentes síntomas. Por ejemplo, pueden aparecer manchas y rojeces, sequedad, tirantez, e incluso hacer que nuestra piel sea más sensible de lo que debería.

¿Cuáles son los contaminantes que más nos perjudican?

Según los expertos que han publicado estudios epidemiológicos podemos saber qué elementos son los más dañinos para la piel. Los gases del aire contienen unas partículas dañinas como el polvo urbano o las emisiones de diésel, que son capaces de penetrar en nuestro organismo. Un hecho que debemos evitar en la medida de lo posible. Puesto que, además, algunas de ellas contienen más de 150 productos químicos que suponen un verdadero peligro para nuestra piel.

Por esto, vivir en ciudades muy contaminadas hace que la hidratación de tu cuerpo sea peor. De forma que, aunque lleves unos hábitos saludables con limpiezas faciales, consumas agua constantemente y utilices productos anti sequedad, no lograrás remediarlo del todo. Y es posible que seas más propenso a desarrollar líneas de expresión marcadas y arrugas. Así como una piel áspera, opaca y seca.

Cómo mejorar la hidratación y limpieza de tu piel

Ante esta situación, debemos hacer todo lo posible para liberar las toxinas de nuestros poros y limpiar nuestra piel. No basta con restaurar la pérdida continua y excesiva de agua, hay que conseguir un mayor escudo protector que la haga fuerte y resistente.

Por eso, te recomendamos algunas fórmulas que combinan biotecnología con mezclas botánicas que te ayudarán a proteger tu cuerpo. Toma nota de los siguientes ingredientes activos:

Vitamina B3: ayuda a fortalecer lapiel contra la contaminación. Es un promotor de la exfoliación y actúa sobretodo en la epidermis.

Aloe vera: es un potente regenerador celular natural, y además, mantiene la humedad de la piel.

Plata coloidal: es muy recomendable porque atrae físicamente la suciedad y los contaminantes de los poros. La piel se limpia y se purifica profundamente para una apariencia más vibrante.

Retinol: promueve la renovación de la piel y mejora el tono y la textura con la mínima (o ninguna) irritación. Reduce la apariencia de arrugas y manchas resultantes de la edad y del daño solar. Además, ayuda a tratar el acné y minimiza el tamaño de los poros.