Mila Ximénez se venía abajo en ‘Sálvame’, en pleno directo, tras estar un mes confinada en su casa por la pandemia de coronavirus

Mila Ximénez y Kiko Hernández entraban en directo para colaborar en Sálvame Diario, a través de conexión telefónica desde sus repetitivas viviendas. Lo hacían para continuar con la sección en la que definen y puntúan a cada colaborador del famoso programa de cotillero de Telecinco.

Este martes le tocó el turno a Mila para ser puntuada por sus compañeros. La gran mayoría la definieron como soberbia, con mala leche pero muy buena profesional. Pero esto no fue el motivo de que se vino abajo en pleno.  La ex de Manolo Santana veía en la pantalla compartida de la conexión telefónica, a quien tantas veces sacó de sus casillas y con quen ha pasado mucho tiempo en los platós de televisión: Kiko Hernández.

Le echo mucho de menos. se he ha ido toda la fuerza y fortaleza” argumentaba la colaboradora de Sálvame en pleno confinamiento. Y es que Mila se encuentra sola en casa sin nadie que le haga compañía, una situación que la ha superado y que muchas veces ha confesado en los directos.

Kiko, que sabe que Mila lo está pasando realmente mal en esta complicada situación, dejaba claro su apoyo a su compañera con la seria promesa de cambiar de actitud cuando pase la crisis sanitario: “Yo tengo la suerte de tener a mi familia en casa. Si estuviera solo lo estaría pasando muy mal y te entiendo”

Kiko Hernández se ha propuesto cambiar de actitud tras la pandemia de Covid-19

El famoso colaboradora de ‘Sálvame Diario‘, quien también se encuentra recluido en su hogar con sus dos hijas pequeñas desde hace un mes, parece haberse dado cuenta de lo que en realidad importa:

Siempre me decíais que nunca salgo… que no me voy con los compañeros…a partir de ahora voy a hacer todo lo que no hacía porque con esto he comprobado que en ‘chas’ te lo quitan todo de golpe

Kiko se recluía en casa el pasado 6 de marzo antes de que el  Gobierno impusiera el estado de alarma en España. No quiso poner en riesgo la salud de sus mellizas, Jimena y Abril, por lo que decidía no acudir a trabajar y acarrear con las consecuencias al no ser una persona de riesgo. Pero confesaba que este tiempo juntos les está haciendo muy bien para estrechar lazos: “Este tiempo me está viniendo muy bien con ellas porque no habíamos pasado tanto tiempo juntos nunca antes”