Irene Rosales ha decidido darle un nuevo aspecto a su melena con una cambio de look muy favorecedor

Irene Rosales, mujer de Kiko Rivera, no está pasando por su mejor momento tras la muerte de su madre, Mayte Vázquez. Un duro trance que está sobrellevando gracias al apoyo de su marido y de su familia. La sevillana ha decidido tratar de cerrar un capítulo en su vida y ha puesto en práctica el truco que nunca suele fallar para poder superar tan trágica situación: un cambio de look.

Después de algún suceso impactante en nuestra vida o alguna tragedia como la pérdida de un ser querido, muchos profesionales en psicología y psiquiatría han reconocido que un cambio de look, o de estilo de vida, ayuda en gran medida a sobrellevar los tiempos convulsos y en cierta manera, a pasar pagina. Sobre todo cuando estamos viviendo una situación que no podemos controlar y que tenemos que aceptar sin generar un sufrimiento constante.

Verse diferente, tener el control de nuestras vidas y saber que podemos cambiar algo, es una terapia efectiva. Irene Rosales acudía a su centro de belleza de confianza para ponerse en manos de una profesional en peluquería.

El cambio de look de Irene Rosales, mujer de Kiko Rivera, tras la muerte de su madre

Un rubio platino muy favorecedor para hacer frente a las situaciones complicadas

Que mejor que cambiar de color de pelo para poder verse favorecida. Tras varias horas en la peluquería y decoloraciones varias, ha conseguido el tono deseado y que, curiosamente, también luce Gloria Camila, hija de diestro José Ortega Cano.

Un color al que se han apuntado ya muchas famosas y celebrities. Las mechas que se ha realizado Irene también tiene un efecto óptico interesante, porque hace que una melena fina y sin volumen parezca más abundante y brillante.