El cambio físico más extraño de Violeta Mangriñán tras volver de ‘Supervivientes 2019’

Violeta Mangriñán ha confesado en su canal de MTMAD, el extraño cambio físico que la tiene ‘alucinada’

Violeta Mangriñán ha revelado en su canal de MTMAD, el cambio que ha experimentado su cuerpo tras volver de ‘Supervivientes 2019’.

Lo primero que quiso dejar claro es que ella se ve «estupenda» con su nuevo cuerpo que muchos critican. Y es que su estancia en Supervivientes provocó que perdiera muchos kilos «El cambio que más he notado ha sido quedarme más delgada. Perdí 7 kilos en la isla, no 3 como otras que no hacían nada«, ahí lo llevas Dakota.

Quiso zanjar el tema de incitación a la anorexia y sobre todo poner en su sitio, a su manera (ejem), a las personas que la han criticado por su delgadez, a las que llegó a llamar «gente estúpida y retrasada«.

Además de contar la estricta dieta que sigue para poder mantener su recién adquirida delgadez, también habló de los cambios hormonales que ha experimentado su cuerpo: Le ha vuelto la menstruación…

La novia de Fabio Colloricchio confesaba que tiene el pelo más bonito y sano, tras no haberlo sometido a planchas ni calores durante su estancia en la isla, y sus prótesis de pecho de silicona se notan aún más, al estar más delgada. Pero el extraño cambio que la tiene alucinada es otro bien distinto.

¿El color de ojos de Violeta ha cambiado?

Según ella misma confesaba, tras su paso por Supervivientes se ha percatado que su color de ojos, ha cambiado: «Me pasó una cosa muy tremenda: tengo los ojos más azules que nunca. He vuelto con los ojos más claritos, antes los tenía más verdes, más grises, supongo que será debido al sol»

Se nota que Violeta se quiere mucho y no se esconde para asegurar que se ama con locura: «Este es mi body: sublime, brutal. Me veo morenita, más asalvajada, más delgadita y me encanta y eso no es nada malo” Pero es que además nos pone los dientes largos asegurando que se puede permitir el ‘lujo’ de grabar sin maquillarse «Ahora mismo no llevo nada, ni siquiera antiojeras, ni corrector ni nada, hasta cero crema» Pues eso, que la chica tiene un ego que no le cabe dentro de sus pectorales de silicona.