Pilar Eyre recrudece las polémicas protagonizadas por Don Juan Carlos I, con un artículo dirigido a su esposa, Doña Sofía de Grecia

Pilar Eyre ha vuelto a sacar a su pluma a pasear para retomar el polémico tema de las ‘hazañas‘ del rey emérito Don Juan Carlos. Este tema sigue estando entre los principales titulares de la prensa de nuestro país, con perdón de la pandemia del CoronaVirus. Y es que parece que La Corona no sólo está siendo asolada por este infame virus sino por otro que lleva por nombre Juan Carlos de Borbón o Juan Carlos I de España.

En este artículo, que no tiene desperdicio, la periodista catalana retrata de manera irónica y sarcástica, la actitud que ha tenido durante los últimos años la Reina Doña Sofía, aguantando jarros de agua fría y tratando de disimular todo aquello que su marido cometía a espaldas de los españoles y de su familia.

Unos actos más que reprobables que desataban varios medios como, ‘OkDiario, con supuestas mordidas de 100 millones de euros por la ejecución del AVE a la Meca. Y es que entre reyes estaba el juego, en concreto entre el rey de España y el de Arabia Saudí, el rey Abdulá. 

No sólo está siendo investigado en Suiza por este supuesto delito, sino que también ha salido a la luz que el padre de Felipe VI donó la suculenta cifra de 65 millones de euros a su supuesta amante, la empresaria alemana, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, y a su hijo Alexander que ya tiene 18 años.

Pero no sólo fue magnánimo con la ‘Princesa’ teutona. También habría ‘regalado’ a Marta Gayá, 2 millones de euros, como si de una caja de bombones se tratara. Esta decoradora mallorquina ocupó el corazón del rey durante muchos años, según los medios de aquel momento como ‘Época‘, apodándola ‘La dama del rumor’.

La crítica mordaz de Pilar Eyre a Doña Sofía de Grecia

Sofía, mientras tanto, trataba de mirar hacia otro lado mostrando su mejor sonrisa. Pilar Eyre, que se ha convertido en cronista no oficial de la Casa Real, ha vuelto a dejar en evidencia la actitud de la reina ante semejantes escándalos que están azotando Casa Real y que ahora son de dominio público:

¿Dicen que el rey ha cometido ciertas irregularidades contables? Sonríe más. ¿Fotografían a su marido con una antigua ‘girlfriend’ en Irlanda? Sonríe tanto que no se le ven los ojos y riñe a los periodistas si decimos “emérito” porque “a él no le gusta

Vanity’ Fair’ publicaba hace 5 días, que la esposa de Juan Carlos volvió a lucir su anillo de compromiso con un simple objetivo: mostrar su apoyo y posicionarse del lado del re emérito sin abrir la boca. Haciendo referencia a la última aparición de la Reina Sofía durante la entrega de premios de pintura que llevan su nombre, y donde la pudimos ver con el anillo de compromiso, Pilar escribía las siguientes líneas:

¿Dicen que el rey le regaló a su novia 65 millones de euros? Pues no solamente sonríe, sino que se coloca el anillo de compromiso que casi nunca lleva para que veamos muy clarito que a ella no le hacen mella estas menudencias. Señora, déjeme decirle que o es usted muy buena o nosotros somos muy bobos”

Resulta curioso que Pilar, comience el artículo revelando que sentía admiración por la madre de Felipe VI: “Sofía de Grecia. La amábamos. ¡Tan buena madre! ¡Tan discreta y austera! Le gustaban los animales, no iba a los toros, llevaba con dignidad su difícil situación conyugal. Sí, pero… La admiración se está trocando en perplejidad, por no decir otra cosa” Pero parece que a la periodista catalana se le ha caída un mito.