El cuidado que tu piel necesita en cada etapa de la vida

Preguntas y respuestas sobre el cuidado que tu piel necesita en cada etapa de tu vida ¡Toma Nota!

Aunque la genética tiene mucho que decir en este asunto, con cuidados adecuados a cada etapa de tu vida y la constancia como máxima conseguirás retrasar al máximo los efectos del paso del tiempo.

En este artículo sobre le cuidado básico de la piel en diferentes etapas de la vida, os vamos a dar las pautas para que nuestra piel pueda estar libre de imperfecciones, y que con el paso del tiempo la flacidez y descolgamiento no sean un problema.

A través de unas simples preguntas y respuestas te resultará aún más fácil seguir esto consejos, que aunque muy básicos, seguro que te aclaran algunos puntos en tu rutina facial diaria.

ENTRE LOS 20-30 AÑOS 

  • ¿Qué cambios sufre la piel en esta etapa? No muchos visibles, pero se están formando bajo su superficie y empezarán a ser visibles al final de la década.
  • ¿Cuál es la imperfección más común a estas edades? Los granitos y puntos negros, por encontrarse las glándulas sebáceas a pleno rendimiento y por falta de cuidados cosméticos e higiene correcta.
  • ¿Cómo prevenir su aparición? Su prevención y cuidado pasa siempre por una cuidada higiene facial, el uso de productos adecuados, y una hidratación adaptada a cada tipo de piel. Las hormonas y los malos hábitos alimenticios suelen ser las causas más comunes. Por ello, lo principal es ponerse en manos de un buen profesional que determine la causa exacta para poder diseñar un buen plan de tratamiento.
  • ¿Empiezo ya a utilizar el contorno de ojos? A partir de los 25, es imprescindible. Aunque no estrictamente, se debería utilizar en el momento en que la piel se empiece a marcar (suele suceder antes en pieles muy secas), independientemente de la edad.
  • ¿Necesito crema de noche? Sí, las de día están formuladas con activos protectores para mantener la piel “despierta” frente a las agresiones medioambientales. Las de noche, buscan ayudar en el proceso natural de renovación celular.
  • ¿Cuáles son los principios activos más recomendables? Vitamina E, glicerina, minerales y protección solar entre otros, que mantenga la hidratación optima de una piel joven y la proteja del paso del tiempo.
  • ¿El ritual diario perfecto? Mañana y noche: limpieza, tonificación e hidratación (con protección para el día y sencilla por la noche). Exfoliación y mascarilla una vez a la semana.
  • ¿Un tratamiento de cabina recomendable a esta edad? La oxigenación.

ENTRE LOS 30-40 AÑOS

  • ¿Qué cambios sufre la piel en esta etapa? Aparecen las primeras líneas de expresión, arrugas y manchas, se empieza a perder luminosidad y la textura puede ser menos regular. Estos signos aparecen en esta etapa, pero se han estado gestando desde la década anterior, incluso antes.
  • ¿A qué se debe la aparición de las manchas? Depende del tipo de piel, de los hábitos, de la raza, de la parte del mundo en la que se vive, de cuánto y cómo inciden los rayos UV… En general, las manchas deben prevenirse utilizando un buen fotoprotector, combinado con sérums que contengan vitamina C, ya que es una gran ayuda para que la piel sintetice y reparta homogéneamente la melanina.
  • ¿Cuáles son los principios activos más recomendables? Vitamina E, C, A, soja, ácido hialurónico y colágeno, entre otros. Activos que luchen activamente para conservar el capital de juventud de los tejidos, energizándolos y fortaleciéndolos.
  • ¿El ritual diario perfecto? Mañana y noche: limpieza, tonificación, sérum, contorno de ojos, hidratación con protección durante el día y antiedad por la noche. Exfoliación y mascarilla de 2 a 3 veces por semana.
  • ¿A qué edad la piel se vuelve menos elástica?
    Depende de cada persona y sus características propias. Aunque en términos generales estaríamos hablando de ésta década. Las cremas con mayor carga de activos reparadores, nutritivos y reafirmantes como la soja, el ácido hialurónico, las vitaminas, etc., se hacen imprescindibles para mantener su elasticidad.
  • ¿Qué cuidados alimenticios debemos llevar a cabo?
    La dieta aquí es determinante ya que es la etapa más activa de la mujer. Elimina los productos tóxicos y los hábitos no saludables.

ENTRE LOS 40 -50 AÑOS

  • ¿Qué cambios sufre la piel durante esta etapa? Las arrugas y la flacidez hacen acto de presencia, denotando la bajada hormonal propia de la premenopausia y la falta de cuidados de belleza previos.
  • ¿Cuál es la imperfección más común a estas edades? Las líneas se convierten en arrugas y las arrugas se instalan definitivamente, se empieza a delatar la flacidez y las manchas solares o de la edad.
  • ¿Cuáles son los principios activos más recomendables? Vitaminas, soja, ácido hialurónico, colágeno, alfa y beta hidroxiácidos y retinol, entre otros. Activos que reafirmen, fortalezcan y renueven la textura de la piel, ya que ésta empieza a perder su capacidad de rápida regeneración y, con ella, la luz, la tersura y la firmeza.
  • ¿El ritual diario perfecto? Mañana y noche: limpieza, tónico, uno o varios sérums, contorno de ojos, crema nutritiva (con protección durante el día y renovadora por la noche). Exfoliación y mascarilla de 2 a 3 veces por semana.
  • ¿Qué sucede con la dieta? Es una etapa en la que no solo hay que cuidar el presente, sino prepararse para los cambios que están por venir. La alimentación debe ser muy nutritiva.
  • ¿Por qué los hombres parece que envejecen más tarde? La piel masculina es más rica en colágeno, más elástica, más espesa y más firme. Tienen menos arrugas, pero éstas son más profundas.
  • ¿Cómo influyen los hábitos de años anteriores? Son determinantes. El sol o el tabaco. Por cada 10 años que una persona fuma, su piel envejece dos años y medio más.

MÁS DE 50 AÑOS

A partir de este momento, no solo se delatan las consecuencias propias de la edad en la piel, sino que también se refleja lo que está ocurriendo bajo ella: la pérdida de grasa en el rostro que hace que los volúmenes cambien.

Se pierde densidad, elasticidad, brillo, hidratación y nutrición. Busca activos que ayuden a compensar la pérdida de hidratación y nutrición, fortalezcan la piel, repulpen e iluminen. Para ello añade a los anteriores el calcio, el silicio, los aceites botánicos naturales como el de prímula, onagra, soja, mantecas de karité, mango y omega 3, 6 y 9.

Por otro lado, los cambios en los hábitos y duración del sueño son comunes pero deberás hacer lo posible para favorecer que este sea largo y reparador.