Ana Obregón y Luna, la mascota de su hijo Álex Lequio,

La madrileña se despide de Luna, la perrita que durante muchos años llenó de amor su vida y la de su hijo

Hace apenas un mes la vida golpeó muy duro a Ana Obregón, Alessandro Lecquio y sus familiares, tras fallecer Álex Lequio con solo 27 años víctima del cáncer. El único hijo de la actriz y presentadora, llevaba dos años luchando de forma valiente con la enfermedad.

Tras dejar pasar unos días y sumida en un profundo dolor y tristeza, la polifacética madrileña de 65 años publicaba en las redes una conmovedora y dolorosa carta de despedida dirigida a Álex.

En esa carta Ana realizaba un pequeño homenaje a su hijo, al recordar algunos momentos de su vida. La madrileña destacaba sobre todo la valentía, la fortaleza y la lección de vida que ofreció hasta el último momento.

Ahora la madrileña ha vuelto a utilizar la red social Instagram, para dejar otra carta dirigida a su hijo. En esta ocasión Ana Obregón le escribió de nuevo para comunicarle que su mascota, una perrita de raza Golden retriever llamada Luna, había fallecido. Tanto Ana como Álex querían mucho a la perrita, y la consideraban parte de la familia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Ana_Obregon Oficial (@ana_obregon_oficial) el

Un doloroso y desgarrador mensaje dirigido a su hijo y su mascota

La actriz y presentadora subía una par de fotos en las que se ve primero a Álex con Luna, y luego a Ana junto a su hijo y su perrita. Ese mensaje lo inició indicando que cuando su hijo tenía 13 años, le regaló por su cumpleaños la foto donde aparecen los tres juntos.

Ana comentó que “éramos una familia llena de amor”, y que la perrita estuvo varios meses esperando el regreso de Álex a casa, Sin embargo ese regreso nunca llegó. Con el gran dolor por la pérdida de su hijo, Ana se despedía también de Luna con un desgarrador mensaje:

“Sé que se ha ido de pena, para poder estar contigo. Sé que ahora estaréis juntos corriendo a través de la eternidad. Pido cada noche que muy pronto pueda estar con vosotros y volver a ser la familia que éramos para siempre”.

En el final de ese doloroso mensaje, Ana afirmó que se siente “huérfana de hijo y de mi mejor amiga”.