En su etapa adolescente, la famosa actriz modelo Cara Delevingne, llegó plantearse el suicido para terminar con su sufrimiento

Cara Delevingne, la conocida modelo británica se sinceraba en 2017 en una entrevista concedida a The Edit, relatando que durante su adolescencia llegó a plantearse el suicidio. La joven confiesa cómo su desarrollo tardío y el bullying al que era sometida en el colegio le hicieron entrar en una depresión que podría haberle costado la vida. “Dudaba de mí misma todo el rato, diciendo algo y luego odiándome por haberlo dicho. No sabía distinguir lo que estaba pasando del hecho de que no quisiera vivir más”, confiesa.

“Los adolescentes pueden ser muy crueles y a mí no me interesaban las mismas cosas que a mis amigos populares. Me desarrollé muy tarde. No tenía pecho y me bajó la regla muy tarde”, explicaba sobre cómo sus compañeros empezaron a meterse y burlarse de ella por su físico.

Además, pese a que ahora estamos acostumbrados a verla luciendo peinados de todo tipo, durante su niñez eso se convertía en un motivo más de insultos, “si llevaba la ropa que me gustaba y el pelo corto todo el mundo pensaría que era un niño. Lo odiaba porque aunque parecía un niño y actuaba como un niño, no lo era”, confiesa.

El drama de Cara Delevingne

Cara Delevingne detallaba que no sabía cómo controlar la situación pese a que estaba devastada por las opiniones de los demás, me sentía alienada y sola. Pensaba: ¿qué hay de malo en mí? Siempre quise gustar a la gente, así que nunca me enfadé, dirigí esa ira contra mí misma”, relata. Una dura depresión que se vio incrementada por su situación familiar, ya que su madre tenía problemas de adicción.

Una situación que no pudo mantener en el tiempo, dejando el colegio a los 15 años y recurriendo a ayuda profesional. Ahora, a sus 25 años, la actriz se ha convertido en uno de los rostros más conocidos a nivel internacional, triunfando tanto en las pasarelas como en la gran pantalla. “El tiempo pasa, los sentimientos cambian y todo va a mejor”, dice como mensaje de esperanza para quienes atraviesen un mal momento. Además, como consejo Cara apuntaba entonces: “me habría gustado saber que todavía había algo dentro de mí, saber que no era mi peor enemigo, saber que no estaba atrapada”.