El día que Froilán, hijo de la Infanta Elena, la líó en un parque de Atracciones: ¡Tú cállate, puto chino!”

Hace 5 años, Felipe Juan Froilán de Todos Los Santos, quiso saltarse la cola en un Parque de Atracciones y se enfrenó con un joven

El hijo de la Infanta Elena y de Jaime de Marichalar, Felipe Juan Froián de Todos Los Santos, más conocido en su círculo de amigos como ‘Pipe’, protagonizó algunos escándalos que saltaron a los medios. Digamos que cuando Pipe era más joven, le gustaba mucho el mundo de la noche y pasarlo bien, y todo parece indicar que su hermana, Victoria Federica, ha heredado su ansia por pasarlo bien en la noche madrileña.

Todo recordamos el año que Froilán suspendió todas las asignatura en el Insituto, pero que con el tiempo supo rectificar. Tras unos años en los que no cesaba de aparecer en los medios como el nieto más juerguista del Rey emérito Don Juan Carlos, sentó la cabeza y dejó de prodigarse por los locales de ocio nocturno, para centrarse en sus estudios.

Pero la adolescencia altera las hormonas y también juega malas pasadas al subconsciente, sobre todo si formas parte de la familia Real. Hay varios episodios polémicos que protagonizó Froilán, pero uno de ellos, sin lugar a dudas, marcó las diferencias.

El insulto racista de Froilán a un chico de orienten oriental

Todo ocurría un 27 de mayo de 2015, cuando Pipe era un adolescente. Éste acudía a un famoso parque de atracciones en la capital, donde se disponía a montar en una de sus atracciones llamada ‘El Abismo’. Para ello, era necesario que se pusiera a la cola y guardara el orden, pero en lugar de hacerlo, trató de colarse.

Según aseguraron algunos testigos de este suceso, un tutor que acompañaba a un grupo de niños, llamó la atención al hijo de la Infanta Elena, quien no dudó en recordarle que era miembro de la Familia Real y que era cuarto en la línea de sucesión al trono de España, más o menos como si le dijera: “¡usted no sabe quien soy yo!”

Este altercado retrasó el acceso a esta atracción y muchos de los presentes se mostraron molestos por la actitud de Pipe. Entre ellos, un muchacho de aspecto oriental que se encontraba con un grupo de escolares, no dudó en encararse con él para que desistiera de su afán por colarse.

Según los numerosos testigos, Froilán se refirió al joven de manera déspota y fuera de lugar con insulto racista : “Tú cállate, puto chino” Tras este desencuentro, Froilán, quien acudió acompañada de su grupo de amigos y un escolta que lo seguía a todas partes, se tranquilizó y abandonó la cola.