El día que Lady Di, Diana de Gales, confesó su intento de suicidio, su bulimia y su tristeza

La Princesa Diana de Gales, más conocida como Lady Di, perdía la vida en 1997 a causa de un trágico accidente de tráfico en Francia

A pesar de que hace más de dos décadas que Diana de Gales perdió la vida de forma trágica en París, todo lo que rodea a la que fuera mujer de Carlos de Inglaterra sigue interesando (y mucho). Este año se cumplirán 24 años de la muerte de Diana de Gales que perdía la vida el 31 de agosto de 1997. El Daily Mail publicaba hechos un tiempo la transcripción de unas grabaciones de Andrew Morton hechas en 1991 a Lady Di, que conmocionaron a al mundo.

En ellas, la princesa se confesaba de forma transparente al famoso periodista y éste no dudó en revelar los secretos desvelados de la madre de Guillermo y Harry, se descubría que sufría bulimia nerviosa y ansiedad desde antes de su boda con Carlos de Inglaterra.

«Mi marido puso una mano en mi cintura y dijo: ‘Un poco gordita por aquí ¿verdad?’ Eso disparó algo”, se le escucha decir en una de las grabaciones. Diana desvelaba entonces que la primera vez que recurrió los vómitos fue poco antes de la proposición formal de matrimonio del heredero de la corona británica. «Estaba emocionada porque pensaba que era un modo de aliviar la tensión», afirmaba.

«La bulimia comenzó una semana antes del compromiso (…) La primera vez que me midieron para el vestido nupcial tenía 73 centímetros de cintura. El día que me casé, medía 60 centímetros”, dijo en su momento la fallecida princesa.

El episodio más oscuro de Lady Di

También se hizo público un intento de suicidio de la princesa; intentó cortarse las venas poco después de su entrada en la Familia Real británica. Fue a la vuelta a Londres, después de una luna de miel en el palacio de Balmoral, cuando Diana de Gales intentó rajar sus muñecas con una cuchilla. «Estuve muy deprimida, y traté de cortarme las venas con cuchillas de afeitar. Llovió, llovió y llovió”, recordaba la princesa.

La princesa Diana sabía de la existencia de Camilla

Respecto a su boda, en las transcripciones de las cintas se podía oír el miedo que le provocaba la situación y cómo sabía de la existencia de la relación de su marido con Camilla Parker-Bowles. «Sentí que era un cordero en dirección al matadero (…) Mientras caminaba hacia el altar, la estaba buscando. Sabía que estaba allí«. Y finalmente, como todo el mundo sabe, la encontró entre los invitados a la ceremonia.

«Recuerdo estar tan enamorada de mi marido que no podía apartar mis ojos de él. Pensaba que era la chica más afortunada del mundo. Que iba a cuidarme. Bueno, ¡estuve equivocada en esa suposición!”, confesaba una triste Diana; era 1991, apenas se acababa de separar de Carlos y sufría el acoso de la prensa a diario.

No fue hasta 1996 cuando se oficializó el divorcio y, tan solo un año después, la muerte truncaba el sueño de libertad de Lady Di. Su muerte fue un duro golpe para todos los británicos, pero en especial para sus hijos pequeños, Guillermo y Enrique.