La periodista ferrolana ha recordado muy emocionada el día que falleció su padre

El pasado sábado por la noche acudía al ‘Deluxe’ la humorista, presentadora y colaboradora de televisión Paz Padilla, para hablar varios meses después del fallecimiento de su marido Juan Vidal.

La presentadora del programa ‘Sálvame’ perdía a su marido víctima de un cáncer, el pasado 19 de julio de este 2020. El testimonio ofrecido por la humorista gaditana, en el que narró como fueron su últimos días con su difunto esposo, ha revivido los difíciles momentos que las personas tiene que pasar cuando pierden a un ser querido.

Este fue el caso de la periodista, colaboradora de ‘Sálvame’ y presentadora de ‘Socialité‘, María Patiño. La ferrolana fue una de las personas que se vio reflejada en el dolor que esta pasando su compañera, y en la forma que ella como muchos otros han tenido que enfrentarse a la muerte.

La periodista gallega quiso hacer una reflexión sobre ello en el programa ‘Socialité’ que presenta, y para ello habló muy emocionada sobre el día del fallecimiento de su padre.

Muy emocionada, Patiño recordó el día de la muerte de su padre

Tras respaldar las declaraciones realizadas por su compañera en ‘Sábado Deluxe’, la presentadora nacida en La Coruña hace 49 años indicó lo importante que es enfrentarse a la muerte y asumirla para ser capaces llegado el momento de poder vivirla con normalidad.

Tras esa reflexión, María Patiño reveló a los televidentes lo que sucedió el día que falleció su padre. La periodista gallega contó que en esa fecha ella tuvo que grabar un programa en Madrid, mientra su progenitor estaba ingresado en un hospital sevillano.

Al padre de la periodista le habían dado un día mas de vida. Sin embargo su progenitor le dijo que se marchara y que la esperaría “vete, que aquí te espero”. Muy emocionada, la gallega reconoció que en esa fecha perdió un AVE de forma intencionada, ya que despedirse de él iba a ser muy duro.

Patiño relató lo que ocurrió al día siguiente al acudir al hospital: “Cuando llegué al hospital, me cogió de la mano y se fue. Es impresionante, mi padre me esperó más de 24 horas para irse”.

La periodista ferrolana confesó que aunque fue un momento muy duro, ese fue si duda un “acto de bondad” por parte de su progenitor.