Sara Carbonero

La periodista madrileña deja un largo mensaje en su cuenta de Instagram, reflexionando sobre la rutina y la vida

Desde que estallase la crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus que estamos padeciendo, esta afecta a fecha de hoy a más de 787.000 personas. La enfermedad ha causado la muerte de 37.829 personas en todo el mundo.

En España vamos camino de los 95.000 contagiados y ya hay 8.189 fallecidos. Desde que entró en funcionamiento en España el estado de alarma el pasado 14 de marzo, los ciudadanos viven en confinamiento en sus domicilios.

Como el resto de ciudadanos y otros personajes mediáticos, y aunque actualmente reside en Portugal, la presentadora madrileña Sara Carbonero, su marido Iker Casillas y sus dos hijos Lucas y Martin, también están pasando en el país luso por una cuarentena.

Es habitual en los últimos tiempos ver a la madrileña hacer reflexiones a través de su cuenta en la red social Instagram. En estos tiempos difíciles y complicados que vivimos por esta pandemia, la madrileña ha vuelto a dejar una nueva e interesante reflexión.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Sara Carbonera hace una profunda reflexión durante este confinamiento

Sara ha publicado una foto acompañada de  un largo mensaje, donde tal y como ella misma afirma fue su último día de “libertad”. En ella se puede ver a la periodista mientras esta bebiendo su “última carioca de limón”, antes de ese confinamiento.

La madrileña de 36 años relata en ese largo mensaje, que ese día se encontraba con dos amigas en el café Negra en Oporto, ciudad donde reside la periodista y su familia. La periodista indicó que en aquella fecha ella y sus amigas fueron al café, antes de ir a recoger a sus hijos al colegio.

Al acabar se despidieron como hacían todos los días, desconociendo que ese sería el último días que se verían debido a la cuarentena. Recientemente la madrileña recibía un regalo de una de sus amigas, quien se acercó hasta su casa y lo dejó en su puerta.

Cuando la periodista bajó a recogerlo con guantes y una mascarilla, su amiga ya estaba en el interior de su coche. Se despidieron saludándose con la mano, mientras comprobó que el regalo era un ramo de camelias para recordarle que ya estaban en primavera.

Tal y como Sara Carbonero afirma en su mensaje, este periodo de confinamiento le ha servido para hacer una profunda reflexión y darse cuenta que lo que ella pensaba que era rutina, “en realidad era vivir”.

El emotivo mensaje de Sara Carbonero que esta haciendo reflexionar a muchos
El emotivo mensaje de Sara Carbonero que esta haciendo reflexionar a muchos.