El emotivo y eterno agradecimiento de Lydia Lozano a Miguel Marcos, marido de Belén Esteban

Jorge Lozano, hermano de Lydia Lozano, fallecía el pasado 22 de marzo debido al Covid-19

Lydia Lozano ha tenido que hacer frente a uno de los peores momentos de su vida. Su hermano, Jorge Lozano, fallecía el 22 de marzo a consecuencia del coronavirus. La famosa colaboradora se ha derrumbado en su regreso a ‘Sálvame’, y es que según ha confesado, fue su madre quien la animó a ir este lunes a trabajar, para tratar de retomar la normalidad.

Siempre celosa de su intimidad, había mantenido en total secreto que su hermano se había contagiado de Covid-19 y llevaba 45 días luchando por salir adelante. “Nunca dijimos nada porque siempre pensamos que ibas a salir adelante”

Rota de dolor y desconsolada, Lydia dio las gracias a todas las personas que cuidaron de su hermano en su estancia en la UCI, y tuvo palabras de cariño y de agradecimiento a una persona en especial, que se desvivió por toda la ayuda que le brindó a su familia en tan duros momentos.

Lydia Lozano da las gracias, muy emocionada, a Belén Esteban, pero sobre todo, a su marido, Miguel Marcos

Lydia daba las gracias en especial a Belén Esteban, pero sobre a todo a Miguel Marcos, marido de la de Paracuellos, quien hizo todo lo posible por mantener informada a la familia de la famosa colaboradora de ‘Sálvame’: “Mi ángel de la guarda: Ha estado todo el mundo intentando ayudar porque es muy difícil tener conexión cuando alguien está en la UCI”

Miguel Marcos es sanitario y trabaja en el servicio de ambulancias de Paracuellos, por lo que tenía fácil acceso al hospital donde se encontraba ingresado el hermano de Lydia Lozano.

La anécdota de Jorge Lozano con la que Lydia, su hermana, le rinde homenaje

Ella misma manifestaba que a su hermano no le gustaba que lo nombrara ni que hiciera referencia a él en público. Pero Lydia sintió que tenía que rendirle un homenaje a su manera desde ‘Sálvame’: “No le gustaba que yo hablase pero hoy si que voy a hablar de él. Mi hermano era un grande. Se iba a jubilar, llevaba 25 años como catedrático”

Cuando la familia se reunía y coincidía con su hermano, Jorge siempre soltaba la misma frase que sacaba una sonrisa a toda la familia: “Él decía en casa que yo tenía  que ser una niña adoptada, todo porque cuando empecé en ‘Tómbola’ le dijo a mi madre: ‘Mamá dime que no es hermana mía’. Era muy divertido hablar de ‘Sálvame’ con él»”