El enésimo retoque estético de Kiko Matamoros (‘Sálvame Diario’)

El famoso tertuliano de ‘Sálvame Diario’ se ha hecho su enésimo retoque estético, esta vez en su boca

De aquel Kiko Matamoros que se dio a conocer en ‘Crónicas Marcianas’, ya queda muy poco. Decimos físicamente, porque espiritualmente no ha cambiado ni un ápice. Su carácter combativo e incisivo sigue siendo el mismo y no deja títere sin cabeza, si tiene oportunidad. ¿Qué sería Sálvame Diario sin la presencia de Kiko Matamoros? Se ha hecho un habitual en los programas con más audiencia de Telecinco, aunque es criticado a partes iguales.

El padre de Anita Matamoros y de Laura, dos de las Influencers más importantes de nuestro país, se ha convertido en un hombre más que coqueto. Se podría decir ‘metrosexual’ pero no se si esa palabra aún se usa o yo estoy desactualizada. El caso es que no hace mucho, Kiko acudía a ‘Sábado Deluxe’ en el que Mila Ximénez se abría en canal debido a su cáncer de pulmón, pero la atención se desvió inevitablemente al rostro del colaborador más polémico de Telecinco.

Su rostro aparecía hinchado por muchas partes y muchos fueron los internautas que se cebaron con su aspecto, realizando memes que corrieron como la pólvora por las redes sociales. Él mismo confesaba, que se había puesto en manos de la novia de su hijo, la doctora Carla Barber, para hacerse ‘un completo’ en su rostro. La actual pareja De Diego Matamoros le realizó varios tratamientos a base de inyecciones de ácido hialurónico, para difuminar las arrugas del rostro de su suegro.

Kiko Matamoros se somete a otro retoque estético en su rostro

Pero Kiko no solo se ha sometido a estos tratamiento que son poco invasivos. Hace algunos años ya pasaba por quirófano para realizarse una Otoplastia, una cirugía en la orejas para corregir las mas llamadas ‘orejas de soplillo’. Tras esta operación vinieron otros muchos tratamientos y alguna que otra visita al quirófano, para transformar su imagen. Si comparamos dos fotos de Kiko de hace 15 años y una de ahora, muchos no lo reconocerían.

Ahora Kiko ha dado el paso de cambiar el aspecto de su sonrisa, ya que muchos la encontraban muy ‘excesiva’ y artificial. Lo cierto es que en ocasiones parecía que los dientes no encajaban con su boca y el resultado era todo menos natural. Por este mismo motivo se decidía a acudir a una famosa clínica dental para, solventar este pequeño problema estético.

¿Cómo lo ha hecho? Pues cambiando de carillas de porcelana y el resultado no le ha podido gustar más al novio de Marta López Álamo: “Mi experiencia es muy positiva, estoy muy contento. Encantado con mi nueva sonrisa, además me lo han hecho notar mis compañeros, la gente en la calle: ‘estás más guapo’” Si estás pensando en transformar tu sonrisa con este tratamiento, has de saber que no está al alcance de muchos bolsillo, ya que su precio oscila entre 400 y 800 euros por pieza dental y sis nos ponemos a sumar, sale un buen pellizco.