El enfado de Emma García con Diego Arrabal, tras hacer que Kiko Matamoros se fuera del plató

La presentadora muy molesta con el paparazzi tras provocar la salida de Matamoros del plató

No es la primera vez ni será la última que los debates sobre las noticias de actualidad entre los colaboradores de programas como ‘Sálvame’ o ‘Viva la vida‘, acaban en salidas de tono o fuertes discusiones entre los tertulianos.

Estas llegan a ser a veces tan intensas, que suelen terminar con la marcha en pleno directo del plató de alguno de los colaboradores. El ultimo episodio de este tipo lo pudimos presenciar ayer domingo en ‘Viva la vida’, programa que presenta la periodista guipuzcoana Emma García.

El programa que presenta la periodista vasca de 47 años, cuenta con algunos de los colaboradores más polémicos de la pequeña pantalla. En el programa de ayer dos de ellos, el paparazzi Diego Arrabal y el colaborador habitual de ‘Sálvame’, Kiko Matamoros, tuvieron varios encontronazos.

La pugna entre ambos era muy evidente, hasta que un comentario de Arrabal provocó que Kiko Matamoros se levantase de su asiento y se marchase del plató del programa.

El enojo de Emma García con Diego Arrabal

La frase de Arrabal que provocó la marcha de Kiko del plató llegó mientras los tertulianos hablaban sobre el triste fallecimiento de Aless Lequio, y el sufrimiento y vacío que su marcha ha dejado en su madre Ana Obregón.

Mientras opinaban del amor que un padre siente por sus hijos, Diego Arrabal realizaba un comentario que todos los presentes en el plató y los propios espectadores entendían de la misma forma: “todos los padres, o casi todos los padres… y no miro a nadie”.

Tras las palabras de Arrabal, Kiko Matamoros se sintió aludido y acabó por levantarse de su asiento y marchándose del plató, mientras afirmaba que su compañero era un “gilipollas”. A Emma García no le gustó nada el comentario realizado por Arrabal, a quien terminaba recriminando por sus palabras:

“No es el momento, no somos tontos ninguno. Lo hemos visto todos. Hay ciertas bromas que se pasan y a mí eso no me gusta. Vamos a controlar los límites. Somos ‘tocapelotas’ pero hay que saber hacerlo con cierto humor y saber en qué momento se hace”.