El espectacular numerito de Paz Padilla en una bañera en el estreno de ‘Got Talent 5’

La presentadora y colaboradora causa furor en el estreno de la quinta edición de ‘Got Talent’

Como ya pasó en anteriores ediciones, el estreno ayer lunes de ‘Got Talent 5‘ no ha dejado indiferente a los espectadores. Con el fin de competir una vez más con La Voz Kids de Antena 3, Telecinco anunciaba recientemente el regreso del programa.

Lo hacía con Santi Millán de nuevo como presentador y el regreso de Risto Mejide, Paz Padilla y Edurne, como miembros del jurado. El presentador, actor y humorista Dani Martínez sustituye a Eva Isanta como nuevo miembro del jurado.

La incorporación de Dani al jurado es un complemento perfecto para la humorista, presentadora y colaboradora gaditana de ‘Sálvame’. Ambos forman una divertida pareja como contrapunto a los más serios Risto y Edurne.

El estreno de esta nueva temporada estuvo protagonizado por Hugo Molina, un niño de tan solo 2 años. El concursante de menos edad en la historia, cautivó a todos por su talento para tocar el tambor.

Pero sin duda uno de los grandes momentos de la nueva temporada de ‘Got Talent’ lo protagonizó Paz Padilla. De sobra es conocida que la gaditana no se achica ante nada y ayer volvió a dar muestras de ello.

Con su habitual sentido del humor, la andaluza se metió a todos en el bolsillo con su desparpajo y naturalidad. Ayer demostró su capacidad para practicar natación sincronizada debajo de la mesa del jurado, y hasta se metió en una bañera.

Paz se metió en una bañera llena de agua con un concursante francés. Lo hizo vestida y con el micrófono puesto, poniendo patas arriba a sus compañeros, al público presente y a los telespectadores.

El baile y los movimientos que se marcó la gaditana en el interior de la bañera dejaron asombrado a Risto, a quien no pareció hacerle mucha gracia.

El espectacular numerito de Paz Padilla en una bañera en el estreno de 'God Talent 5'

Parece que la gaditana llega a esta nueva temporada del programa con la intención de dar mucho espectáculo. Desde luego su estreno no ha podido ser más épico.