Rocío Flores se ganó a la audiencia tras su llanto desconsolado por no tener noticias de su madre, debido al estado de alamar de nuestro país

Rocío Flores ha dejado en un comprometida situación a su madre, Rocío Carrasco, con quien no se hablan desde hace más de 7 años. Durante la última gala de ‘Supervivientes 2020′, se le comunicó a los concursantes de este reality, la insólita e intrincada situación que se está viviendo, no sólo en España, sino es todo el mundo.

La pandemia del Covid-19 ha obligado a muchos países a establecer limitaciones drásticas a sus habitantes, establecidos estados de excepción que nos ha confinado a todos en nuestras casas. Los concursantes reaccionaron preocupados por sus familiares, mientras oían mensajes de ánimo desde España.

Rocío Flores oía el de su padre, Antonio David Flores, pero se venía abajo al percatarse que no sabía nada de su madre, Rocío Carrasco. El llanto desconsolado de Rocío emocionó a buena parte de la audiencia, que no llegaban a entender como una madre se ha desentendido completamente de sus dos hijos.

El espinoso papel de Rocío Carrasco tras el llanto de su hija, Rocío Flores

La difícil situación de Rocío Carrasco tras el llanto desconsolado de su hija, Rocío Flores

Necesito saber si mi madre está bien. Me parece súper injusto que no haya sido capaz ni siquiera de mandarme un mensaje. No me lo merezco” se quejaba amargamente a Lara Álvarez, quien le juró que removería ‘cielo y tierra’ para saber si su madre se encontraba bien.

Chelo García Cortés, durante el programa del miércoles de ‘Sálvame‘, revelaba una importante información sobre Rocío Carrasco. Según aseguraba la periodista gallega, trató de ponerse en contacto con la madre de Rocío Flores el mismo día de la emisión de la gala:

No me ha contestado pero me sí me he asegurado de que se entere de lo que ha pasado con su hija. La pelota está ahora en su tejado claramente, o reacciona o reacciona. Rocío Carrasco sabe que si la llamo a esas horas de la noche es porque es algo importante

La realidad es que la hija de Rocío Jurado no se ha pronunciado en estos siete años de distanciamiento con su hija. Una complicadísima situación en la que ella, al optar por no hacer declaración alguna, ha quedado siempre como la mala de la película. Ahora, y tras el llanto y la angustia de su hija por saber de ella en público, se verá ‘obligada’ a responder de alguna manera. Como ha dicho Chelo García, la pelota está en su tejado..

El espinoso papel de Rocío Carrasco tras el llanto de su hija, Rocío Flores