El finalista de 'SV 2019', Albert Álvarez, se derrumba entre lágrimas en el programa de Carlos Sobera

El subcampeón de ‘SV 2019’ acabó llorando en ‘Volverte a ver’ tras recordar los duros momentos de su infancia

El ex tronista de ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’ y finalista de la edición de ‘Supervivientes‘ celebrada este año, Albert Álvarez, pasó el pasado viernes por el programa ‘Volverte a ver‘ que presenta el vizcaíno Carlos Sobera.

El pertiguista, modelo y ex concursante de 29 años, acudía al programa que se emite en Telecinco para dar las gracias y enviar un mensaje cariñoso a unos amigos de su infancia y adolescencia, Juan Carlos y Abel.

El que fuera siete veces campeón de España en salto de pértiga, no lo paso nada bien durante esa etapa de su vida. Albert reconoció que las malas compañías y su actitud conflictiva, le llevaron a protagonizar numerosas peleas que terminaban en denuncias.

Sus padres se divorciaron cuando él aún era menor, motivo por el que justificaba sus peleas y comportamiento. Sin embargo y entre lágrimas reconocía que el único culpable de esa situación fue él, y que en más de una ocasión pudo terminar incluso en la cárcel.

El finalista de 'SV 2019', Albert Álvarez, se derrumba entre lágrimas en el programa de Carlos Sobera

Albert indicó al presentador Carlos Sobera que durante su infancia se metió en muchos problemas con la Justicia, y que aunque sus amigos le dijeron que eso no estaba bien, él decidió alejarse de ellos.

El ex concursante reconoció que su problema era el deporte, ya que tenía miedo a ganar porque luego sus fotos aparecía en los periódicos y a él le denunciaban utilizando esas fotos.

Albert reconoció que sabía que los problemas eran culpa de él, ya que su hermana pasó por lo mismo “pero nunca se equivocó”.

El finalista de 'SV 2019', Albert Álvarez, se derrumba entre lágrimas en el programa de Carlos Sobera

Sus amigos y su entrenador le alejaron del mal camino

Albert reconoció que si esta ahora donde esta es gracias a sus amigos. Estos le ayudaron finalmente a salir de esa peligrosa dinámica, y siempre trataron de ayudarle a seguir por el camino correcto.

También hizo una mención especial a su entrenador -fallecido el año pasado-, quien se empeño en que Albert entrenara más horas. Albert afirmó que en aquel momento no se daba cuenta, pero que hoy sabe que él lo que quería era que se alejara de las calles.