Belén Esteban probaba suerte fuera de ‘Sálvame Diario’ con un negocio de perfumes para el hogar, que ha pasado desapercibido por completo

Belén Esteban, colaboradora estrella de Telecinco y de ‘Sálvame Diario’, no he estado del todo acertada con su proyecto lejos de Mediaset. La aventura empresarial de la Princesa del Pueblo daba comienzo de la mejor manera posible, con el entusiasmo de un empresario primerizo que ve con su proyecto ha tomado forma y está listo para facturar

Pero quizás no tuvo en cuenta que los productos ofertados no eran del todo acordes a los gustos de sus seguidores fieles. Cuando se quiere llevar a cabo nueva idea de negocio hay que trazar un estudio de mercado para analizar al público  a quien va dirigido el proyecto, los canales de distribución, la competencia que podamos tener, así como los precios que podemos etiquetar a los productos para que sean asequibles al bolsillo de tus potenciales compradores.

Los productos ofertados por Belén Esteban no son otros que velas aromáticas. Y la idea está muy bien, pero quizás ha fallado en la asignación de precios de venta al publico. Su audiencia es, fundamentalmente, personas que tienen un ajustado presupuesto para este tipo de productos más asociando a las personas con más dinero o recursos para la decoración de interiores.

El excesivo precio de unas velas aromáticas, el principal escollo del negocio de Belén Esteban

A Belén parece haberle fallado la manera en la que se trazó el target o cliente objetivo a quién va dirigido su negocio. La idea no va a ser un éxito sólo por el hecho de que lo acuñe un famoso. Nos explicamos. Hay que saber estudiar el coste y el beneficio que le queda al benefactor de este negocio, así como el precio de estos productos de tu competencia directa.

Su negocio parece no haber triunfado por este motivo por el que han tenido que reducir en más de la mitad el precio de venta al público. ¿Esto qué da a entender al comprador al que va dirigido este tipo de productos? Que en un principio el precio estaba muy por encima del beneficio ‘normal’ que se podría llevar una marca común de velas aromáticas.

Un cuchillo de doble filo que le ha podido pasar factura a esta idea de Belén Esteban: Por un lao tratas de aumentar las ventas rebajando en exceso el precio de los productos, mientras que por otra das a entender que se inflaban los precios para obtener más beneficio. Como podéis ver en la fotografías de las tres velas aromáticas que tiene en venta la web de la tienda oficial de la famosa tertuliana, el precio ha sido rebajado de manera drástica para propiciar las ventas.